16 de marzo de 2007

Ecuador.- El Ejecutivo ecuatoriano hace un llamamiento a la conciliación entre los poderes del Estado

QUITO, 16 Mar. (EP/AP) -

El Gobierno ecuatoriano realizó hoy un llamamiento para encontrar acuerdos mínimos con todos los poderes del Estado, que afronta una crisis política y una dura lucha de poderes, que impidió el funcionamiento del Congreso.

"Distintas funciones del Estado (que) tengamos un acuerdo mínimo de gobernabilidad y llamamos al Congreso a que abra diálogos con el Ejecutivo para que este proceso se de con la mayor normalidad posible", expresó el ministro de Gobierno, Gustavo Larrea, en declaraciones a la cadena de televisión 'Canal 8'.

El país asiste a una batalla entre el Tribunal Supremo Electoral (TSE), que destituyó la semana pasada a 57 de los 100 diputados del Congreso ecuatoriano porque estos se oponían al referéndum anunciado para el 15 de abril en el que los ecuatorianos decidirán el establecimiento o no de una Asamblea Constituyente.

Por su parte, el presidente del Congreso destituyó al presidente del órgano comicial (TSE) por hacer un llamamiento a la consulta popular. Esta pugna ha impedido el funcionamiento ordinario del Congreso por falta de quórum (diputados necesarios).

Larrea reconoció que Ecuador atraviesa por una "grave crisis institucional, son 10 años, tres golpes de estado, tres cambios de Gobierno, cambios institucionales de la corte suprema y tribunales electorales, la crisis continúa".

Propuso como solución para el problema conducir al país hacia una Asamblea Constituyente que permita la reestructuración jurídica del país.

El Tribunal Electoral convocó a los ecuatorianos a pronunciarse el 15 de abril en un referendo que apruebe o niegue una Asamblea Constituyente de plenos poderes, que tendría la responsabilidad de elaborar una nueva constitución política.

"Estamos buscando una salida institucional y democrática a una crisis en la que grupos de dirigentes políticos del país han hecho y quieren seguir haciendo lo que les da la gana sin respetar el Estado de Derecho", dijo Larrea.

Añadió que el país "se incendia porque hay un sector que se resiste a los cambios, que no entiende que los cambios son inevitables, que hay que ir a la consulta y la asamblea constituyente, pero intentaron frenarlas".

Consultado acerca de la violencia desatada en Quito y Rocafuerte en contra de los legisladores destituidos, Larrea manifestó que no comparten este tipo de manifestaciones las cuales rechazan "enérgicamente".

"Este tipo de acciones no contribuyen a los cambios que el país necesita, al contrario este tipo de manifestaciones, lo que hacen es detener las posibilidades de cambio, llamamos a la ciudadanía a manifestarse pacíficamente, a no usar la violencia", añadió.

Acerca de dos multitudinarias manifestaciones registradas el jueves en Guayaquil, una de seguidores del Gobierno y otra de opositores, Larrea comentó que forman parte de la expresión ciudadana y aclaró que tienen las fuerzas políticas tienen todo el derecho a manifestar sus opiniones.

"Tienen todo el derecho de manifestar sus opiniones y nos parece un hecho absolutamente normal en democracia", expuso Larrea.