10 de noviembre de 2007

Ecuador/España.- Las autoridades suspenden los vuelos internacionales en Quito tras el accidente de un avión de Iberia

Las autoridades suspenden las actividades de Iberia hasta que garanticen las condiciones de seguridad

MADRID, 10 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades ecuatorianas suspendieron los vuelos internacionales con origen y destino en el Aeropuerto Internacional Mariscal Sucre de Quito debido al accidente que llevó ayer a un avión de Iberia a salirse de la pista, según informó a Europa Press un portavoz del aeropuerto quiteño, Miguel Aguirre. Ninguno de los 333 pasajeros del vuelo, procedente de Madrid, resultó herido después de que el aparato se saliera de la pista de aterrizaje ayer por la tarde (noche en España).

El avión ha quedado varado en la pista del aeropuerto, por lo que las autoridades decidieron suspender los vuelos internacionales, que serán desviados al Aeropuerto Internacional Cotopaxi de la ciudad de Latacunga. Al aeródromo quiteño sí que siguen llegando los vuelos nacionales con normalidad.

El ministro de Transportes de Ecuador, Héctor Villagrán, explicó en declaraciones a la agencia AP que las operaciones de Iberia se encuentran suspendidas temporalmente mientras los directivos de la aerolínea "demuestren que pueden dar un buen trato a sus pasajeros y que todas las condiciones de seguridad están garantizadas".

Todo comenzó a las 17.06 horas (23.06 hora peninsular española), cuando el Airbus A340 de la compañía española se disponía a aterrizar en el aeropuerto de Quito con 333 pasajeros y catorce tripulantes a bordo. La aproximación se realizó con normalidad aparente, pero el momento del aterrizaje fue violento y al menos uno de los neumáticos reventó.

El aparato continuó su recorrido a gran velocidad, según informaron testigos presenciales, pero la tripulación logró evitar el impacto contra los edificios cercanos y todo quedó en una salida de pista. El avión se quedó a unos 190 metros del final de la pista, en la zona de seguridad. En tren de aterrizaje quedó daños y también el fuselaje quedó deteriorado. Los pasajeros fueron evacuados por el tobogán del avión sin mayor novedad.

La Junta Investigadora de Accidentes (JIA) investiga ya lo ocurrido y ha recuperado las cajas negras del aparato.

Otro avión de Iberia sufrió un percance similar en Quito el 31 de agosto, pero tampoco hubo heridos ni daños mayores.