24 de junio de 2007

Ecuador.- El Gobierno decreta el estado de emergencia en las cárceles de Ecuador

QUITO, 24 Jun. (EP/AP) -

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, decretó el sábado el estado de emergencia en el sistema de rehabilitación social a fin de mejorar las condiciones de los centros penitenciarios del país. Más de un mes después de avisar de que decretaría la emergencia, Correa explicó que la crisis carcelaria que atraviesa el país es como "una bomba de tiempo" que obligó al Gobierno a tomar esta medida.

Los objetivos que se pretenden alcanzar son la adecuación y la construcción de centros penitenciarios fuera de las ciudades, la separación de los reclusos según el nivel de peligrosidad en las cárceles, la contratación masiva de abogados para la defensa de miles de internos que no tienen sentencia y la repatriación de los internos extranjeros, entre otras cuestiones. Además, se quiere lograr que dentro de dos años no existan presos sin sentencia.

"La rehabilitación social en el país no existe; lo que existe es perdición social", dijo Correa durante en una cárcel del centro de Quito. En su opinión, en Ecuador "no se necesita más represión, sino más justicia, más igualdad, más oportunidades", para los miles de presos que, empujados por la pobreza y la desigualdad, se han visto obligados a delinquir.

Según el director de Rehabilitación Social, Máximo Ortega, uno de los principales problemas del sistema carcelario es el hacinamiento, pues mientras los centros penitenciarios tienen capacidad para albergar un total de 8.000 presos, actualmente existen 16.500 reclusos en las 38 cárceles del país.

Durante el acto, el dirigente de los reclusos del centro penitenciario de Quito, Gian Carlos Aragundi, exhortó al presidente a impulsar la ley de rebaja de penas por buena conducta, estudio, trabajo, deporte, cultura, arte y servicio a la comunidad. "No existe ningún sistema penitenciario del mundo que no tenga una ley de rebajas, solamente Ecuador es el único país", afirmó Arangundi.