1 de febrero de 2007

Ecuador.- El Gobierno y los grupos del Congreso inician el diálogo tras los disturbios que se produjeron en la Asamblea

QUITO, 1 Feb. (EP/AP) -

El ministro de Gobierno, Gustavo Larrea y varios sectores políticos del Congreso de Ecuador se reunieron este miércoles después de los disturbios que se produjeron en los días pasados contra los legisladores que exigían la aprobación de una consulta popular que abra el camino a una Asamblea Constituyente en el país.

A las 17:15 horas (hora local) finalizó el encuentro que duró más de una hora entre el presidente del Congreso, Jorge Cevallos con los vicepresidentes del parlamento y los jefes de las distintas facciones políticas con el ministro de Gobierno, Gustavo Larrea. Al término de la reunión se informó de que no se registraron grandes avances en tema de gobernabilidad.

Larrea informó en rueda de prensa, al término del diálogo, de que el Congreso está abierto a estudiar los proyectos de ley que se le enviarán en los próximos días.

"Es necesario que nos pongamos de acuerdo sobre los proyectos para que pasen sin dificultades", sostuvo el ministro.

Larrea señaló también que durante el encuentro las partes también conversaron sobre el tema de la consulta popular que el Gobierno pretende realizar a la mayor brevedad.

Larrea indicó que la presencia en el Parlamento y el diálogo que se mantuvo hoy con los miembros del poder legislativo es una muestra de que el Gobierno no pretende cerrar el Congreso de Ecuador.

El titular de la cartera de Gobierno pidió a los legisladores dar viabilidad a la convocatoria para la consulta popular, y aunque no se dieron mayores detalles sobre los puntos que acordaron, sí destacó la responsabilidad de los miembros del Ejecutivo y del Legislativo para encontrar puntos de acuerdo sobre los grandes problemas nacionales.

Por otro lado, el presidente del Congreso, Jorge Cevallos, expresó su opinión de que la reunión celebrada durante la tarde del miércoles es un acto de responsabilidad democrática asumida por las dos funciones del Estado para devolver a los ecuatorianos la tranquilidad, según indicó el diario 'Ecuador inmediato'.