18 de mayo de 2006

Ecuador.- El gobierno de Quito espera que no se anule el Tratado de Libre Comercio EEUU tras su ruptura con Occidental

QUITO, 18 May. (EP/AP) -

Ecuador espera que la decisión de dar por terminado el contrato con la empresa estadounidense Occidental no afecte las relaciones con Estados Unidos, país al que también pidió que no cancelara las negociaciones del Tratado de Libre Comercio (TLC), según un comunicado publicado ayer miércoles del Ministerio de Exteriores.

El comunicado expresaba que "la Declaratoria de Caducidad de los contratos de la Occidental no debe afectar las cordiales relaciones que mantienen los dos países y la estrecha cooperación existente en numerosos aspectos de la relación bilateral".

Agregó que Ecuador "tiene la seguridad de que el Gobierno de los Estados Unidos tomará debidamente en cuenta que el proceso judicial llevado a cabo con la Occidental es estrictamente de ese carácter y no desechará la continuación de las negociaciones del TLC con el Ecuador pues éste es de carácter exclusivamente comercial".

Ecuador declaró el lunes la terminación forzosa del contrato con Occidental bajo acusaciones de incumplimientos y un día después Estados Unidos suspendió las negociaciones para un TLC con los ecuatorianos.

En un comunicado, Occidental confirmó que desde el 16 de mayo transfirió a Petroecuador el 100% de sus operaciones del bloque 15, así como "toda la producción y funciones administrativas, las que ahora es la única responsable por tales operaciones".

Destacó que "lamentablemente tuvo que terminar los contratos de trabajo de todos sus empleados ecuatorianos" a los cuales agradeció "su profesionalidad", y añadió que Occidental "continúa cooperando con las autoridades ecuatorianas para la transferencia de bienes que han sido apropiados por el Gobierno del Ecuador".

Sin embargo, la decisión de Estados Unidos de interrumpir las negociaciones para un tratado de libre comercio (TLC) con Ecuador ha sido considerada como "una represalia inaceptable", por el portavoz del Gobierno de Quito, Enrique Proaño.

"Llamo a pensar al pueblo ecuatoriano si el TLC es un convenio para intercambiar bienes o un método de presión para que los países se sometan a la voluntad del más grande", dijo Proaño en el canal 10 de la televisión ecuatoriana.