4 de febrero de 2011

Ecuador.- Indígenas denunciarán a Correa ante la ONU y la CIDH los "atropellos" contra su pueblo

QUITO, 4 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE) denunciará al presidente de ese país, Rafael Correa, ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y Naciones Unidas por los supuestos atropellos contra esas comunidades, tras la detención de tres dirigentes nativos.

La CONAIE, principal organización indígena de Ecuador, se ha declarado en "rebelión" y ha acusado a Correa por la supuesta persecución política contra 189 líderes de sus comunidades.

Pepe Acacho, Pedro Mashiant y Fidel Kaniras, dirigentes de la etnia shuar, fueron detenidos el martes en la ciudad de Macas, imputados de los delitos de terrorismo y sabotaje por los hechos ocurridos el 30 de septiembre de 2009, en los que murió un profesor y 30 policías resultaron heridos durante unas protestas contra las leyes de Agua y Minería.

"Vamos a demandar la flagrante violación de nuestros derechos esta semana en la CIDH", ha anunciado el jueves el presidente de la CONAIE, Marlon Santi, en declaraciones a los medios.

En la querella que van a presentar mencionarán la detención "ilegal" de los tres dirigentes aborígenes y la "violación de las normas internacionales" al "criminalizar" las "protestas sociales" que han llevado a cabo las diferentes etnias que viven en Ecuador. Además, denunciarán "el racismo del gobierno de Correa hacia los pueblos indígenas", señala la CONAIE en un comunicado.

Asimismo, la CONAIE solicitará una audiencia con el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, quien llegará el próximo domingo a Ecuador. Los indígenas quieren denunciar ante el organismo los "atropellos" del Gobierno de Correa contra los pueblos aborígenes.

La principal organización indígena de Ecuador ha anunciado también que pedirá al Congreso ecuatoriano una amnistía para Acacho, Machián y Kaniras.

Correa se ha defendido de estas acusaciones aclarando que no hay una persecución política contra los dirigentes indígenas. "Estamos en Estado de Derecho donde se juzga de acuerdo con el debido proceso y de acuerdo a las leyes", ha enfatizado el mandatario socialista. "Que hagan lo que quieran, qué se vayan al levantamiento", ha expresado.