3 de febrero de 2011

Ecuador.- Indígenas de Ecuador se declaran en "rebeldía" por la detención de tres dirigentes acusados de terrorismo

QUITO, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los indígenas del Amazonia de Ecuador se han declarado en "rebeldía" en protesta por la detención de tres dirigentes de la etnia shuar acusados de sabotaje y terrorismo durante las protestas de septiembre de 2009 que dejaron un muerto y 40 policías heridos.

Pepe Acacho, Pedro Mashiant y Fidel Kaniras, dirigentes de la comunidad shuar, fueron detenidos el martes en la ciudad de Macas, provincia de Morona Santiago (este) y trasladados al día siguiente al Centro de Rehabilitación número 1 de Quito.

El titular de la Corte Provincial de Justicia, Ángel Villamagua, había ordenado la detención de los tres líderes indígenas por supuesto incumplimiento de las condiciones de su libertad condicional.

Este incidente ha despertado una nueva confrontación entre las organizaciones aborígenes y el Gobierno de Rafael Correa. "El pueblo shuar se proclama en rebeldía", ha advertido Marlon Santi, líder de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE).

Durante la jornada del miércoles, decenas de representantes de la comunidades nativas se reunieron en la sede de la Federación Interprovincial de Centros Shuar, en Sucúa, para analizar este situación. Santi ha informado a la prensa que crearán una "agenda de liberación" con "asambleas permanentes para estar alerta ante cualquier actitud prepotente del Gobierno".

La diputada ecuatoriana Diana Atamaint, de origen shuar, ha alertado que "de ser necesario" tomarán "medidas de hecho para que se cumpla la Constitución y la ley, y el no atropello de los Derechos Humanos en Ecuador".

Atamaint ha aseverado que con estas acciones Correa busca "mantener ocupados a los dirigentes para arremeter con el proyecto de extracción con las petroleras y mineras, y así favorecer a grupos económicos de poder".

Ante esta polémica, Correa ha dejado claro que no hay una persecución política contra los tres dirigentes indígenas, acusados de los hechos ocurridos el 30 de septiembre de 2009 en medio de fuertes protestas en Macas contra las leyes de Aguas y Minería, en las que murieron el profesor Bosco Wisuma y resultaron heridos 40 policías.

"Estamos en Estado de Derecho donde se juzga de acuerdo con el debido proceso y de acuerdo a las leyes", ha enfatizado el mandatario socialista. "Que hagan lo que quieran, qué se vayan al levantamiento", ha dicho al restar importancia a las amenazas de protesta de las organizaciones indígenas.