Interpol emite una alerta roja contra Fernando Alvarado

Interpol emite una alerta roja contra Fernando Alvarado
27 de octubre de 2018 TWITTER/ @MASHIDANNY

MADRID, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional de Ecuador ha informado este viernes de que la Interpol ha emitido una alerta roja contra Fernando Alvarado, exsecretario de Comunicación del expresidente Rafael Correa.

"El ciudadano ecuatoriano Teodoro Fernando Alvarado Espinel, podría ser localizado y detenido con miras a su extradición entre los 192 países de la organización", ha señalado la Policía Nacional ecuatoriana a través de su cuenta en Twitter, refiriéndose a la Interpol.

Las autoridades ecuatorianas desconocen el paradero del exsecretario, que se retiró el brazalete electrónico que le fue impuesto en agosto como medida preventiva el pasado 20 de octubre y salió del país.

Minutos después de que la Interpol emitiera la alerta roja, el propio Alvarado ha publicado un vídeo en la red social Youtube en el que ha asegurado que la persona que le ayudó a retirar el brazalete fue alguien muy cercano al presidente ecuatoriano, Lenín Moreno.

"Si usted conociera al ser que me ayudó a librarme de ese grillete, no lo creería y está tan cerca suyo y conociendo todo lo que a mí me estaban haciendo, hizo un acto de justicia", ha afirmado Alvarado, según ha recogido el diario 'El Comercio'.

El ministro de Justicia de Ecuador, Paúl Granda ofreció este martes su dimisión al presidente del país, Lenín Moreno, tras la fuga de Alvarado. El mandatario no ha aceptado la dimisión.

Granda ha asegurado que solicitó un informe a la empresa encargada del funcionamiento de los brazaletes, que ha indicado que entre el 28 de agosto y el 13 de octubre se emitieron 245 alertas de que la pulsera fue retirada y 545 de que ésta se apagó.

Sin embargo, no se notificó de estas anomalías al Ministerio de Justicia. Además, se han detectado comportamientos similares en otros 103 brazaletes, por lo que se ha solicitado un seguimiento de los mismos.

En relación con la fuga de Alvarado, una veintena de personas han sido despedidas y otras 48 están siendo investigadas.

Contador