13 de octubre de 2006

Ecuador.- Jornada reflexión

QUITO, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

Alrededor de 9,1 millones de electores comenzaron hoy el periodo de reflexión antes de las elecciones presidenciales que se celebrarán el próximo domingo.

Durante estas 48 horas está prohibido todo tipo de propaganda electoral y el alcohol, por lo que entró en vigencia la ley seca, que incluye el consumo y la ingesta de licores. El fin de estas medidas es que los votantes tengan la posibilidad de meditar sin mensajes de última hora la opción que finalmente tomarán el domingo.

La violación de cualquiera de las dos disposiciones son castigadas con multas y reclusión de diversa magnitud de acuerdo con la gravedad de la infracción.

Según la prensa local la calma reina en todo el país, después de que en los últimos días los medios de comunicación estuvieron saturados de toda clase de anuncios, promesas y discursos, así como pueblos y ciudades exhibieron carteles y coches con megafonía que proclamaban los mensajes de los distintos candidato. La propaganda electoral, ahora convertida en basura, sigue colgada de las farolas y hay papeles por las calles.

Según confirman los partidos, todos los candidatos realizan hoy actividades privadas para descansar de la confrontación propia del periodo de campaña electoral y para prepararse para la intensa jornada que les espera este domingo.

El izquierdista Rafael Correa, el nuevo fenómeno político ecuatoriano, que situó en el primer puesto de las encuestas de intención de voto. Su campaña terminó ayer por la noche convencido de su triunfo por la amplia ventaja en la primera ronda.

Sus dos rivales más cercanos, el socialdemócrata León Roldós, que promete cambios con estabilidad y el magnate populista de derecha, Alvaro Noboa, ratificando su decisión de construir 300.000 casas y crear miles de puestos de trabajo, se despidieron de los electores con grandes mítines en el sur de Guayaquil. Los otros diez candidatos presidenciales cerraron campaña con demostraciones más mesuradas.

Este domingo los ecuatorianos deben elegir al sucesor del presidente Alfredo Palacio, a un vicepresidente, a 100 diputados y a autoridades provinciales y municipales. También deben escoger a a cinco diputados para el Parlamento Andino.

Si el domingo no hay un ganador para presidente con la mayoría de votos, está programada una segunda ronda el 26 de noviembre entre los dos más votados.