4 de junio de 2007

Ecuador.- El movimiento indígena apoyará a Correa "en todo lo que signifique cambio", pero no incondicionalmente

MADRID, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

El líder indigenista ecuatoriano Luis Macas afirmó hoy que el movimiento indígena apoyará al Gobierno de Ecuador "en todo lo que signifique cambio", pero que ese apoyo "tampoco es incondicional". Entre el Ejecutivo y el grupo al que representa Macas hay un "recelo mutuo", según afirmó en una conferencia en Madrid en la que detalló las principales propuestas de la Confederación de Nacionalidades Indígenas en Ecuador (CONAIE).

"Ojalá llegue el momento en que podamos sentarnos y conversar", dijo Macas, quien expresó en la Casa de América el deseo de su organización de "impulsar conjuntamente" las propuestas en las que coinciden los indigenistas y el Gobierno. De esta manera, agregó, se caminaría hacia "un gobierno popular, desde el pueblo".

Uno de los puntos en los que CONAIE choca con el Gobierno es la principal línea de acción que defiende Macas: la creación de una Asamblea Constituyente que permita ciertos cambios en la Constitución de Ecuador. A su juicio, en ella deberían estar representados de forma directa "todos los pueblos" que cohabitan en Ecuador. Macas informó de que el presidente de la República, Rafael Correa, rechazó esta iniciativa al entenderla como "corporativismo".

Desde CONAIE defienden que no se trata de corporativismo, sino de integrar a "naciones" que existen en Ecuador desde antes de que se constituyese la República.

Macas indicó que el Gobierno ecuatoriano y el movimiento indígena tienen "agendas diferentes". "En tanto en cuanto el presidente Correa cumpla con su propuesta de campaña, nosotros estaremos con él", añadió.

En este sentido, Macas criticó el hecho de que Correa realizase "negociaciones" para pagar la deuda externa cuando, según el líder indigenista, les había informado previamente de que no se iba a abonar porque "primero" era necesario "pagar la deuda interna".

Para Macas, el Gobierno de Correa "ha convocado con fuerza, con autoridad, a una transformación a través del mecanismo de la asamblea constituyente". No obstante, sostuvo que "lo que debe hacer" el presidente ecuatoriano es "gobernar con el pueblo y no con los partidos políticos".

Durante la conferencia, Macas explicó los puntos clave que defienden los indigenistas, entre los que se encuentran una reforma agraria, la nacionalización de los recursos naturales o la redistribución de la riqueza.

En el plano político, el movimiento indígena apuesta por un Estado "que reconozca la multiplicidad de identidades" y por la recuperación de "la soberanía de los pueblos". También defiende una democracia "participativa" en la que la composición institucional se base en "la composición social y cultural" de los distintos pueblos.

Asimismo, destacó la necesidad de combatir en Ecuador problemas como la corrupción o la "politización" de los organismos de control.