21 de febrero de 2012

Ecuador pide respeto para sus "decisiones soberanas"


   MADRID, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

   La Embajada de Ecuador en Madrid ha pedido este martes a los medios de comunicación españoles que no pongan en duda el respeto a la libertad de expresión por "decisiones soberanas" como la sentencia que condenó a varios periodistas del periódico 'El Universo' por insultar al presidente, Rafael Correa, puesto que se ha castigado un delito y no el ejercicio del periodismo.

   La Corte Nacional de Justicia de Ecuador ratificó la semana pasada una sentencia por la cual un periodista y tres directores de 'El Universo' fueron condenados a tres años de prisión y al pago de una indemnización de 40 millones de dólares (algo más de 30,4 millones de euros).

   La querella, iniciada el 22 de marzo del año pasado, tiene su origen en el artículo de opinión 'No a las mentiras', en el que se calificaba al mandatario de "dictador" y se le acusaba de "haber ordenado fuego a discreción y sin previo aviso contra un hospital lleno de civiles y gente inocente" durante la revuelta policial del 30 de septiembre de 2010, calificada por Correa como un intento de golpe de Estado.

   La Embajada ha subrayado en este sentido, ante los "diversos artículos" publicados en España sobre este tema y en el que los medios "cuestionaron y pusieron en duda la libertad de expresión en Ecuador", que la sentencia fue dictada por el Poder Judicial, "imparcial e independiente", tras dos instancias y un recurso de casación.

   "Estos órganos judiciales han sentenciado una infracción penal común, no el ejercicio del periodismo como tal", ha asegurado la legación a través de un comunicado firmado por la embajadora, Aminta Buenaño Rugel.

   La embajadora ha recordado que, antes del primer fallo, Correa llegó a plantear a los acusados que retiraría su acción "si rectificaban su error", pero éstos plantearon "una serie de condicionamientos" que imposibilitaron el acuerdo. Correa consideró entonces "que la verdad no debe tener ninguna condición" y siguió adelante con un acción mediante la cual no pretendía "encarcelar a nadie ni hacerse millonario" --donará la indemnización a un iniciativa medioambiental--, sino que "brille la verdad".

   El Gobierno ecuatoriano, en la medida en que "respeta en lo absoluto los derechos y libertades fundamentales de los ciudadanos" de su país y del resto del mundo, "exige ese mismo respeto a sus decisiones soberanas".

"NO SON PERSEGUIDOS POLÍTICOS"

   "Los sentenciados son ciudadanos como cualquier otro, no son perseguidos políticos", según Buenaño, que ha instado a no medirles por otro rasero "por su condición de periodistas o por ser empresarios de la comunicación".

   De no ser así, ha agregado, "se estaría desconociendo la igualdad entre todos los ciudadanos y cualquier persona que sea juzgado por un juez competente podría pedir asilo político y su infracción convertirse en impunidad".

   Al igual que los ciudadanos, "todos los derechos son de igual jerarquía" y, por tanto, "ninguno es superior a otro". En el caso relativo a 'El Universo', la embajadora ha hecho hincapié en que "la libertad de expresión no es un derecho absoluto que se erige por encima del derecho al honor de las personas".

   Así, si bien la Constitución veta cualquier posibilidad de "censura previa", también establece la "responsabilidad ulterior", es decir que "todos pueden expresar lo que deseen, pero cada quien es responsable por lo que expresa".