8 de marzo de 2007

Ecuador.- El presidente del Congreso suspende la sesión por falta de diputados durante la sesión plenaria

QUITO, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Congreso ecuatoriano, Jorge Cevallos, suspendió hoy la sesión plenaria al no encontrarse en la sala suficientes diputados, ya que no asistieron los 57 destituidos, así como legisladores de otros partidos a quienes, según ellos, no les permitieron la entrada.

Tras pasar lista a los diputados que se encontraban en la sala y constatar que no existía el quórum reglamentario, Cevallos procedió a convocar la sesión para el próximo martes, según informa el diario electrónico 'Ecuador inmediato'.

La sesión contemplaba en el orden del día, entre otros temas, el análisis de la resolución del Tribunal Supremo Electoral sobre la destitución de los 57 parlamentarios por interferir en el referéndum sobre la Asamblea Constituyente al intentar bloquear los fondos destinados a la realización de la consulta popular.

El Tribunal Constitucional, no obstante, no admitió la resolución aprobada en el Congreso. Los diputados que la respaldaron, que suponen la mitad de los que conforman el Parlamento, aseguraban que la forma en que se había convocado el referéndum era "inconstitucional", a pesar de que en febrero la Cámara aprobó la consulta popular para formar la Asamblea Constituyente que había prometido el presidente del país, Rafael Correa, durante su campaña electoral.

Cevallos manifestó hoy que aún no ha llegado hasta la Secretaría del Congreso la notificación oficial de la resolución del organismo electoral, pero que está dispuesto a corregir errores y conversar con quien sea a fin de encontrar la tranquilidad para el país. Finalmente, afirmó que si se tiene que ceder, se hará, pero en función de la estabilidad política en Ecuador.

Una vez clausurada la sesión, los diputados de la minoría mantuvieron una reunión de trabajo en una de las oficinas del edificio legislativo y consideraron que lo sucedido es una respuesta a las violaciones constitucionales de la mayoría.

Por otra parte, el diputado del Partido Roldosista Ecuatoriano (PRE) Homero López, denunció esta mañana que no pudo entrar en el Parlamento a trabajar pese a que él y su bloque no forman parte de los diputados destituidos. Por ello, opinó que se trata o de un golpe de Estado o de una mala disposición dada por parte del Ministerio de Gobierno.

Las fuerzas policiales que acordonan el Palacio Legislativo han recibido las órdenes de no permitir el ingreso de ningún diputado, lo cual significa que no sólo los ex 57 diputados cesados no podían entrar en el Congreso, sino también, como finalmente ha sucedido y por lo que se ha tenido que suspender la sesión, el resto de parlamentarios.