21 de noviembre de 2012

Ecuador.- Sancionan a cuatro bancos por advertir a sus clientes de que con la nueva ley sus ahorros están en peligro

QUITO, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades ecuatorianas han sancionado este martes a cuatro bancos del país andino por enviar cartas a sus clientes para advertirles de que con la aprobación de la Ley de Redistribución de los Ingresos del Gasto Social sus ahorros están en peligro.

El abogado de la Superintendencia de Bancos y Seguros, Pedro Solines, ha detallado que los directores de Produbanco, Bolivariano, Pichincha y Guayaquil han sido sancionados con 7.886,82 dólares, según ha informado la agencia de noticias ANDES.

El ente regulador ha explicado que ha impuesto las medidas punitivas al considerar que las misivas no contribuyen a "generar un ambiente de confianza propicio para la estabilidad del sistema financiero", sino que, por el contrario, podrían causar "daños irreparables" en detrimento del interés público.

Por ello, la Superintendencia de Bancos y Seguros ha instado a los bancos sancionados a adoptar las medidas necesarias para devolver la situación a su 'status quo' y a abstenerse en el futuro de llevar a cabo acciones similares.

El presidente de la Comisión de Régimen Económico de la Asamblea Nacional, Francisco Velasco, por su parte, ha considerado que la actuación de los bancos ha sido "negligente e irresponsable", ya que "han alarmado a la ciudadanía".

En la misma línea, el legislador William Black ha condenado la actuación de dichas entidades, al tiempo que ha enviado un mensaje de tranquilidad a los ecuatorianos. "Debo aclarar que no existe ningún tipo de riesgo para los depositantes", ha subrayado.

LA NUEVA LEY

La Asamblea Nacional ha aprobado este martes el proyecto de ley con un amplio respaldo, ya que de los 94 legisladores presentes, 79 han votado a favor de convertirlo en norma jurídica, cinco en contra y diez se han abstenido.

La nueva ley sube del 13 al 23 por ciento el impuesto sobre las ganancias de los bancos, fija en un 12 por ciento el IVA de los servicios bancarios y elimina varias exenciones tributarias, lo que permitirá al Gobierno recaudar 160 millones de dólares anuales.

El Ejecutivo tiene planeado destinar estos ingresos extra a financiar el aumento del Bono de Desarrollo Humano, que pasará de 25 a 50 dólares mensuales, lo que supone un coste adicional de 300 millones de dólares, del que se beneficiarán 1,9 millones de ecuatorianos de las clases bajas.