23 de agosto de 2007

Ecuador.- El secretario de Migraciones de Ecuador asegura que el Gobierno de Correa aún no le ha notificado su cese

QUITO, 23 Ago. (EUROPA PRESS) -

El secretario nacional del Migrante de Ecuador, William Murillo, aseguró hoy, en declaraciones a Europa Press, que el Gobierno del presidente Rafael Correa aún no le ha notificado su cese, hecho del que se enteró "ayer martes" y "por los medios de comunicación".

Murillo declaró que oficialmente ni la titular del ministerio de Asuntos Exteriores, María Fernanda Espinosa --organismo del que depende la secretaría-- ni el presidente Correa le han comunicado "personalmente" su cese, a pesar de que el pasado viernes se firmó un decreto a tal fin "del que nunca se me informó y tampoco se me ha notificado oficialmente".

"Dicen que he presentado un documento y yo me mantengo en que no he presentado ninguna renuncia, ya que esto ha sido una decisión del señor presidente. En ese sentido yo voy a respetar la decisión", indicó Murillo en relación con las informaciones aparecidas en los medios locales que aseguraban que había renunciado a su puesto.

Asimismo el hasta ahora secretario nacional del Migrante aseguró a Europa Press que no ha "hablado con la ministra porque está fuera del país", ni cree que vaya a hacerlo porque ésta, señaló, "es una decisión ejecutiva".

En cuanto a los motivos de su cese, Murillo expuso que cree que se debió a que él denunció públicamente que la secretaría no contaba con el apoyo gubernamental suficiente ni tampoco con el presupuesto necesario para el cumplimiento de sus fines.

Además, el funcionario denunció "que había muchos roces entre la cancillería (ministerio de Asuntos Exteriores) y la secretaría de Comunicación, que no permitía un acceso directo con el señor presidente". "Esto ha propiciado que las cosas hayan pasado así", expresó Murillo.

"Hasta ahora no tengo ningún documento oficial" que ratifique la decisión, denunció Murillo, que anunció que ahora se tomará unos días de descanso, después de que el jueves o el viernes próximos abandone su despacho ya que, según comentó, ha comenzado a recoger sus efectos personales y está reuniéndose con el personal del organismo para cerrar todos los asuntos pendientes.

Murillo añadió que este miércoles finalizó un informe de su gestión al frente de la secretaría nacional del Migrante "que se entregará al presidente", quien le nombró hace cinco meses.

El funcionario destacó que en este tiempo ha trabajado "mucho" para crear una "organización de base" que está centrada en el servicio al emigrante ecuatoriano. "Empezamos de la nada y ahora tenemos ya un ministerio listo para trabajar. Ahora necesitamos fondos y esto empezará a correr", consideró.

El funcionario cesado mostró también su "gran satisfacción" por haber podido "ayudar a los ecuatorianos en el extranjero"; "apoyándolos en trámites en España" y otros países. "No tiene precio cuando los niños saben que el ministro del Migrante les ha apoyado para poder reunirse con sus padres, o cuando viene una persona y llora de alegría porque nuestro trabajo le ha permitido tener momentos de felicidad en su vida", recordó.

"Esos son los puntos básicos que le permiten a uno sobrellevar la situación al final del día, a pesar de que las cosas se han dado de una forma que quizás no me gusta, pero eso es lo que sucedió", lamentó Murillo.

A su sucesor, que aún no se conoce quién será, Murillo le deseó "lo mejor" y esperó que "ojalá tenga el apoyo" que su equipo no tuvo. También le deseó que "se ponga a trabajar realmente en beneficio de los migrantes".

En cuanto a la línea de trabajo, Murillo recomendó al próximo secretario nacional del Migrante que trabaje "muy fuerte con el Gobierno español por la reunificación"; en la ejecución de sistemas digitales, y sobre todo, en el voto de los ecuatorianos en el extranjero. "Trabajo hay mucho", resumió.

De ahora en adelante, el funcionario espera poder seguir trabajando en el apoyo a los migrantes, porque según él, hay muchas cosas que se pueden hacer "sin necesidad de un cargo público".