10 de junio de 2014

62% de estadounidenses, apoya que inmigrantes ilegales adquieran nacionalidad

WASHINGTON, 10 Jun. (Reuters/EP) -

   El 62 por ciento de los estadounidenses está a favor de que los inmigrantes ilegales que residen en el país norteamericano adquieran la nacionalidad si cumplen con los requisitos necesarios para ello, según una encuesta publicada este martes por el Instituto Público de Investigaciones Religiosas (PRRI, por sus siglas en inglés) y de la Institución Brookings.

   Las cifras han variado ligeramente respecto al año pasado. En marzo de 2013, el 63 por ciento de los norteamericanos eran partidarios de que los 11 millones de residentes indocumentados en Estados Unidos adquirieran la nacionalidad. Este año, el 17 por ciento de los encuestados permitiría que los inmigrantes ilegales se convirtieran en residentes legales.

    El director ejecutivo de PRRI, Robert Jones, ha destacado que, a pesar de la falta de acción del Congreso, el número de personas que apoyan "la obtención de la nacionalidad por parte de los inmigrantes que viven en el país de manera ilegal permanece considerablemente amplio".

   Por tendencias políticas, el 70 por ciento de los demócratas, el 61 por ciento de los votantes independientes y el 51 por ciento de los republicanos se muestran a favor de la concesión de la ciudadanía a los inmigrantes ilegales. El 30 por ciento de los republicanos apoya identificar y deportar a todos lo inmigrantes que viene en Estados Unidos de manera ilegal, una cifra muy superior al 11 por ciento de los demócratas.

   Las mayorías de todos los grupos religiosos, excepto los protestantes evangélicos blancos, apoyan la reforma migratoria que pretende sacar adelante el Gobierno. El respaldo de los protestantes evangélicos ha caído 8 puntos en un año y se coloca en un 48 por ciento.

   El 68 por ciento de los estadounidenses está a favor de permitir que los inmigrantes ilegales puedan llevar a sus hijos a Estados Unidos cuando consigan el permiso de residencia. La única condición que ponen es que se alisten en el Ejército o vayan al colegio.

   El presidente, Barack Obama, ha convertido la reforma de la inmigración en su prioridad. El Senado, controlado por demócratas, ya votó a favor de la reforma, pero se encontró con el rechazo de la Cámara de Representantes, de mayoría republicana. A pesar de los impedimentos, Obama espera que esta medida se apruebe este año.

   La encuesta se realizó de manera telefónica a una muestra de 1.538 adultos entre el 7 y el 27 de abril. El margen de error es de 2,2 puntos porcentuales.

Para leer más