11 de abril de 2019

EEUU acusa a Assange de conspirar con Manning para acceder ilegalmente a un ordenador del Gobierno federal

Podría ser condenado a hasta cinco años de cárcel, si bien EEUU avisa de que recibiría una pena inferior

EEUU acusa a Assange de conspirar con Manning para acceder ilegalmente a un ordenador del Gobierno federal
VICTORIA JONES/PA WIRE/DPA

WASHINGTON, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Departamento de Justicia de Estados Unidos ha desvelado este jueves que el fundador de Wikileaks, Julian Assange, está acusado de un cargo federal de conspirar con la ex analista militar Chelsea Manning para acceder ilegalmente a un ordenador del Gobierno, por el cual podría ser condenado a hasta cinco años de cárcel.

"El cargo está relacionado con el supuesto rol de Assange en una de las mayores filtraciones de información clasificada de la historia de Estados Unidos", ha dicho el Departamento de Justicia en un comunicado.

Wikileaks publicó en 2010 decenas de miles de documentos clasificados con información sensible sobre las guerras de Irak y Afganistán, así como numerosos cables diplomáticos.

Manning fue quien filtró la información, por lo que fue condenada a 35 años de cárcel por un tribunal militar. Tras someterse a un cambio de sexo, sufrir varios intentos de suicidio y pedir perdón por "haber perjudicado a Estados Unidos", el entonces presidente, Barack Obama, le conmutó la pena y recuperó la libertad en 2017.

Sin embargo, el pasado 8 de marzo, Manning volvió a ser detenida por negarse a responder a las preguntas del Gran Jurado en la Corte del Distrito Este de Virginia por el caso Wikileaks, alegando que ya había testificado todo lo que sabía durante su propio juicio.

"Assange se implicó en una conspiración (...) para ayudar a Manning a 'hackear' la contraseña almacenada en los ordenadores del departamento de Defensa conectados a la Red Secreta (SIPRNet), usada por el Gobierno estadounidense para clasificar documentos y comunicaciones", ha detallado la Fiscalía norteamericana.

Manning, que tenía acceso a esos ordenadores por su trabajo como analista de Inteligencia del Ejército estadounidense, usó la contraseña para descargarse los documentos clasificados que se publicaron a Wikileaks, han recordado las autoridades judiciales.

Según esta versión, Assange y Manning tuvieron discusiones en tiempo real sobre cómo debían entregarse los documentos clasificados a Wikileaks. Estas conversaciones "reflejan cómo Assange animó activamente a Manning a proporcionarle más información", han asegurado.

A este respecto, la Administración norteamericana ha revelado incluso un extracto de las charlas entre ambos implicados. Manning le habría dicho a Assange que "después de esta descarga" no habría más, a lo que éste respondió: "Por mi experiencia, los ojos curiosos nunca se secan".

El Departamento de Justicia ha avanzado que el fundador de Wikileaks podría ser condenado a hasta cinco años de cárcel, si bien al mismo tiempo ha matizado que "las actuales sentencias por crímenes federales suelen ser inferiores a la pena máxima". Fuentes citadas por CNN han indicado que se le podrían imputar cargos adicionales, sin decir cuáles.

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) ha advertido de que "cualquier procesamiento de Assange en Estados Unidos por las publicaciones de Wikileaks sería inconstitucional (...) y abriría la puerta a investigaciones penales contra otros medios de comunicación".

"Procesar a un editor extranjero por violar la ley de secretos oficiales de Estados Unidos sentaría un precedente especialmente peligroso para los periodistas estadounidenses, que violan rutinariamente la ley de secretos oficiales para publicar información vital", ha dicho Ben Wizner, de ACLU, en un comunicado.

CASO ASSANGE

El anterior Gobierno de Rafael Correa concedió a el asilo político a Assange en junio de 2012 pero Reino Unido, donde se encontraba en esos momentos, se negó a concederle un salvoconducto para que viajara a Ecuador alegando que debía ejecutar una orden de detención cursada por la Justicia sueca.

En Suecia estaba acusado de varios cargos de abuso sexual, entre ellos una supuesta violación, la acusación más grave. En estos años, la Fiscalía sueca ha archivado todas las causas contra Assange, bien por prescripción, bien por falta de pruebas.

Sin embargo, Reino Unido aclaró que en cuanto el fundador de Wikileaks pusiera un pie en suelo británico sería detenido porque las autoridades británicas también le acusan de violar los términos de la libertad condicional que le otorgó en 2012, lo que prolongó su estancia en la Embajada ecuatoriana en Londres.

El nuevo Gobierno de Lenín Moreno, que considera que Assange es un "problema" heredado de Correa, finalmente ha anunciado este jueves que retira el asilo político y deja en suspenso la nacionalidad ecuatoriana de Assange, poniendo así fin a su reclusión en la sede diplomática.

Agentes de la Policía Metropolitana han entrado en la Embajada por invitación del propio embajador para detener a Assange, que horas después ha sido juzgado y condenado por violar la libertad condicional. Podría ser condenado a doce meses de cárcel pero la pena exacta no se conocerá hasta más adelante. El juez le ha vuelto a citar para el 2 de mayo.

Por su parte, Estados Unidos está a la espera de que Reino Unido resuelva su solicitud de extradición. El ministro de Exteriores de Ecuador, José Valencia, ha contado que Londres se ha comprometido a no entregar a Assange a ningún país donde pueda ser sentenciado a pena de muerte o sufrir torturas y malos tratos.

Para leer más