7 de noviembre de 2007

EEUU/Bolivia.- EEUU quiere mejorar sus "difíciles" relaciones con Bolivia, según el director de la Oficina antidrogas

LIMA, 7 Nov. (EP/AP) -

Estados Unidos quiere mejorar su "difícil" relación con el presidente de Bolivia, Evo Morales, aseguró hoy el director de la Oficina Nacional para el Control de Drogas (DEA) de Estados Unidos, John Walters.

En una visita a Perú, donde elogió los esfuerzos del gobierno del presidente, Alan García, en la lucha contra el narcotráfico y los cultivos ilícitos ante los máximos responsables antidrogas, Walter reconoció que las relaciones entre Estados Unidos y Morales han supuesto un gran esfuerzo.

Morales irritó a las autoridades de Estados Unidos cuando a principios de este año propuso aumentar en Bolivia el límite legal de producción de hoja de coca, base para la producción de cocaína, porque según indicó la hoja es de consumo legal y se utiliza en la medicina tradicional además de ser un estimulante.

Walters dijo también que Estados Unidos no tiene otra alternativa que utilizar la base aérea de Manta, en Ecuador, desde donde realiza los vuelos de vigilancia antidrogas.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, ha dicho en repetidas ocasiones que no ampliará el acuerdo --que finaliza en 2009-- por el cual se permite al Ejército de Estados Unidos utilizar la citada base para estos vuelos de vigilancia, desde la cual se realiza el 60 por ciento de las incautaciones en el Pacífico oriental.

El director de la DEA elogió los esfuerzos de Perú en la lucha contra el tráfico ilícito de drogas e intercambió experiencias con las autoridades en esa materia en Lima. "Estoy muy impresionado de ver el gran avance que he podido apreciar respecto de este problema común que es el narcotráfico", declaró Walters.

El máximo responsable de la lucha antidrogas de Estados Unidos felicitó además a Perú por la "estrategia integral" diseñada por el gobierno del presidente Alan García para luchar contra el blanqueo de dinero, para decomisar productos químicos para la fabricación de drogas, para intervenir las rutas de transporte de drogas, para destruir las instalaciones donde se elaboran los estupefacientes y para erradicar los cultivos ilegales de hoja de coca.

Walters se reunió por aproximadamente dos horas con el presidente de la entidad estatal peruana antidrogas, Rómulo Pizarro, quien señaló la necesidad de intercambiar experiencias y cooperar mutuamente entre los países productores y consumidores de drogas.

Pizarro destacó que Walters "ha visto los esfuerzos que estamos haciendo en las diversas tareas y cómo el estado peruano está poniendo esfuerzo en la lucha contra las drogas".