14 de diciembre de 2006

EEUU/Brasil.- La Policía brasileña considera que los dos pilotos de EEUU podían haber evitado el accidente de aviación

SAO PAULO, 14 Dic. (EP/AP) -

El informe preliminar de la policía sobre el accidente de aviación más letal en la historia de Brasil mostró este miércoles que los dos pilotos estadounidenses a bordo de un jet ejecutivo "podían haber evitado" la colisión con un avión de pasajeros que causó en la muerte de 154 personas.

El informe indica que los pilotos, que ya están acusados formalmente por la policía, aunque se les permitió regresar a Estados Unidos, están implicados en el accidente del 29 de septiembre.

El documento señaló que los pilotos, Joseph Lepore, de 42 años, y Jan Paladino, de 34, deberían haberse percatado de que el transponder de su jet, que transmite la altitud del avión y opera un sistema automático anticolisión, estuvo apagado durante al menos 50 minutos antes de que chocaran con un Boeing 737-800 de la Aerolínea Gol, que se desplomó sobre el Amazonas con 154 personas a bordo.

El superintendente de la policía federal, Daniel Lorenz Azevedo, agregó que "otras personas también podrían ser acusadas tan pronto como termine la investigación". El funcionario no ofreció más detalles, pero las autoridades han dicho que los controladores de vuelo también están siendo investigados.

El informe indica que los pilotos debieron haberse percatado de que el transponder estaba apagado. Aunque los pilotos niegan haber cometido algo indebido.

La evidencia de las grabaciones de la información de vuelo y de los datos del radar mostraron que el dispositivo fue encendido aproximadamente dos minutos después de la colisión, indicó la policía.

El informe indica que no es posible saber si el transponder fue apagado por los pilotos o sufrió un fallo, pero sí indicó que si éstos lo hubieran encendido de nuevo inmediatamente probablemente el accidente podría haber sido evitado. "Hay evidencia e indicios de que las acciones de los pilotos contribuyeron al choque", aseguró Lorenz Azevedo.

Los pilotos fueron detenidos en Brasil después que el pequeño avión ejecutivo que conducían, tipo Legacy y que pertenece a la Firma ExcelAire, aterrizó sin problemas y con las siete personas a bordo ilesas.

Antes de abandonar Sao Paulo el viernes, los pilotos estadounidenses fueron acusados formalmente de haber participado en el desastre aéreo. La policía señaló que su "falta de cuidado" y "negligencia" contribuyeron al accidente.

Si son hallados culpables, ambos enfrentan una condena de hasta 12 años de cárcel cada uno. Sus abogados en Brasil no pudieron ser localizados para que comentaran al respecto. Sin embargo, en otras ocasiones han calificado las acusaciones de absurdas.