26 de julio de 2009

EEUU busca fomentar conversaciones paz en Oriente Medio

Por Jeffrey Heller

JERUSALEN (Reuters/EP) - Estados Unidos lanzó el domingo una nueva iniciativa para reanudar las conversaciones de paz en Oriente Medio, y envió altos funcionarios a la región para lidiar con asuntos que van desde los asentamientos judíos hasta las ambiciones nucleares de Irán.

Las visitas a Oriente Medio del enviado especial George Mitchell, el secretario de Defensa, Robert Gates, y el asesor de Seguridad Nacional, Jim Jones, fueron una señal del presidente Barack Obama sobre su intención de mantener el proceso de paz árabe-israelí al tope de su agenda.

La demanda de Obama - basada en la "hoja de ruta" del 2003- de congelar la actividad en los asentamientos judíos en la ocupada Cisjordania y Jerusalén del Este enfrenta la resistencia del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.

Desestimando la disputa más seria de los lazos entre Estados Unidos e Israel en una década, Netanyahu dijo a su gabinete: "Es natural que, dentro del tramado de las relaciones amistosas entre aliados, no exista un acuerdo total en todos los puntos".

El líder israelí describió la relación con Washington como "importante y firme", pese a que se ha rehusado a cumplir con las exigencias de Obama respecto la suspensión de la actividad en los asentamientos.

El presidente palestino, Mahmoud Abbas, ha señalado que conversaciones con Israel, suspendidas durante más de seis meses, no pueden reanudarse hasta que cesen todas las construcciones de los enclaves israelíes.

EL ROL NACIONES ARABES

Mitchell se reunió temprano el domingo en Damasco con el presidente sirio, Bashar al-Assad, en un importante tramo de su gira de esta semana por la región.

En Damasco sostuvo que Estados Unidos busca la cooperación directa de Siria en el proceso de paz de Oriente Medio, aunque no especificó las expectativas de Washington sobre la nación árabe y su relación con el grupo palestino Hamas.

Horas más tarde, Mitchell voló a Israel para hablar sobre el tema de los asentamientos judíos con el ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, con quien estuvo entrevistándose en las últimas semanas para discutir un compromiso.

En Tel Aviv, el enviado estadounidense dijo a periodistas que ha instado a los líderes árabes para que "tomen pasos hacia la normalización como gestos propios para demostrar que todos en la región comparten la visión de una paz prolongada como nosotros".

Barack ha planteado públicamente la posibilidad de detener los proyectos futuros de construcciones en asentamientos, mientras que permitiría que se completaran las edificaciones actuales, como parte de un acuerdo en el que las naciones árabes tomarían pasos iniciales para normalizar los lazos con Israel.

Las medidas árabes hacia lazos comerciales o diplomáticos con el Estado judío podrían ayudar a Netanyahu a persuadir a sus socios de derecha para que acepten un compromiso sobre los asentamientos.

El enviado estadounidense se reunirá el lunes con el presidente Abbas y sostendrá conversaciones con Netanyahu el martes.

Asimismo, el secretario de Defensa de Estados Unidos, Robert Gates, también planea mantener negociaciones en Israel.

Gates debe reunirse con Netanyahu y Barak el lunes para discutir el tema de defensa antimisiles de Israel, las ambiciones nucleares de Irán y temas bilaterales de seguridad, dijo un funcionario de alto rango estadounidense.

Netanyahu informó que se reunirá el miércoles con Jones, quien encabezará un "equipo del Consejo Nacional de Seguridad, el Departamento de Estado y la Casa Blanca".