23 de marzo de 2011

EEUU/Centroamérica.- Obama anuncia 140 millones de euros para combatir el narcotráfico en Centroamérica

SAN SALVADOR, 23 Mar. (Reuters/EP) -

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció este martes una ayuda de 200 millones de dólares (140 millones de euros) para combatir el narcotráfico en Centroamérica, horas antes de concluir una pequeña gira por la región.

Obama ha llegado a Centroamérica en un momento en que la región --que hace décadas fue escenario de la Guerra Fría-- enfrenta una intensa actividad de los cárteles de la droga, especialmente los mexicanos, que usan a países como El Salvador como ruta de la droga que se produce en Sudamérica y tiene como destino final Estados Unidos.

En su visita a San Salvador, Obama anunció un programa para combatir el narcotráfico en la región y apoyar las iniciativas sociales, tras reunirse con el presidente salvadoreño, Mauricio Funes, un izquierdista moderado al que Washington ve como un socio clave para confrontar la violencia del crimen organizado.

"Estamos lanzando un nuevo esfuerzo contra bandas en América Central para apoyar esfuerzos aquí en la región", dijo Obama en una conferencia de prensa conjunta con Funes. "Vamos a ayudar a fortalecer las cortes, grupos de la sociedad civil e instituciones que apoyan el Estado de Derecho", añadió.

Los cárteles mexicanos tienen una presencia cada vez más fuerte en Centroamérica, zona que está dejando de ser sólo de paso de la droga para convertirse también en consumidora. "De nada van a servir los esfuerzos que hagamos en la represión y persecución de los delincuentes si no les quitamos a los delincuentes el terreno fértil que han encontrado en la región", alertó Funes.

"No podemos seguir ofreciendo a nuestros jóvenes (...) únicamente dos caminos para su desarrollo: o irse a Estados Unidos a buscar las oportunidades de empleo, de educación, de entretenimiento y de acceso a la cultura que no encuentran acá o caer en las manos de las bandas criminales", destacó.

La visita de Obama a El Salvador se enmarca en una gira que abarca Brasil y Chile. En este último país, el mandatario norteamericano hizo un llamamiento a una nueva era en las relaciones con América Latina, una región que en los últimos años ha intensificado sus vínculos con el gigante China y que el mandatario estadounidense reconoció que su país ha olvidado en algunas ocasiones.