10 de junio de 2014

Clinton: "El ataque de Benghazi no impide que concurra a la Presidencia"

Clinton: "El ataque de Benghazi no impide que concurra a la Presidencia"
REUTERS

WASHINGTON, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

   La exsecretaria de Estado estadounidense Hillary Clinton ha afirmado este lunes que la investigación abierta por el Congreso sobre el ataque ejecutado en 2012 contra el consulado del país nortemericano en la localidad libia de Benghazi (este) no impedirá que presente su candidatura a la Presidencia, si bien ha reconocido que la muerte del embajador Christopher Stevens y otros tres estadounidenses "es un peso con el que carga".

   Así, ha sostenido que las críticas formuladas contra ella por su gestión de la crisis "son una razón para presentarse" más que un motivo para no hacerlo. "No creo que nuestro gran país tenga que estar jugando en ligas menores. Debemos estar en las mayores", ha dicho.

   "Creo que esto es algo que está alejado, o que incluso es una distracción, del trabajo duro que el Congreso debería estar haciendo sobre los problemas a los que hacen frente nuestro país y el mundo", ha indicado, en una entrevista concedida a la cadena de televisión estadounidense ABC.

   En este sentido, Clinton ha asegurado que se hace responsable del incidente, que ocurrió cuando encabezaba el Departamento de Estado, si bien ha matizado que no considera que ella, personalmente, pudiera haber hecho algo para evitar el ataque.

   "Daría cualquier cosa porque no hubiera ocurrido. Desearía que hubiéramos hecho algunos cambios de los que nos dimos cuenta como resultado de la investigación. Sin embargo, tengo claro que teníamos un sistema, y que éste terminaba conmigo", ha argumentado.

   "Asumo la responsabilidad, pero yo no tomaba las decisiones de seguridad", ha recalcado. "No tenía la función de sentarme y ver los mapas, determinar dónde tenían que estar los muros contra explosiones o dónde tenían que estar los refuerzos. Para eso contratamos a gente con experiencia", ha señalado.

   Por ello, Clinton ha criticado que se haya "politizado el incidente". "Eso no es lo que solemos hacer en este país. Cuando 258 estadounidenses murieron en Beirut en dos ataques, la gente lo lamentó. La gente quedó sorprendida. Se tomaron decisiones. Sacarles de allí, fortalecer la embajada", ha recordado, en referencia al doble atentado ejecutado por Yihad Islámica contra el cuartel general de los Marines en la capital libanesa.

   El ataque al consulado de Benghazi sigue siendo uno de los principales focos de crítica contra el Gobierno de Barack Obama, al que la oposición republicana acusa de ocultar información en los primeros momentos y de no garantizar la seguridad del personal diplomático y consular.

   El ataque fue llevado a cabo por un grupo de milicianos de Ansar al Sharia, grupo vinculado a la organización terrorista Al Qaeda, y se saldó con la muerte de cuatro estadounidenses: el embajador en Trípoli, Christopher Stevens, dos exmiembros de las fuerzas de élite y un experto informático.

   En un principio, las autoridades estadounidenses creyeron que se trataba de una reacción espontánea, no de una acción premeditada, debido a que se produjo en el marco de la ola de protestas en el mundo islámico por la película 'Inocencia de los musulmanes', que parodiaba al profeta Mahoma.