19 de enero de 2006

EEUU.- Comienza el juicio a William Rodríguez Abadía, hijo de uno de los líderes del cártel de Cali

MIAMI, 19 Ene. (EP/AP) -

William Rodríguez Abadía, hijo de uno de los capos del cártel de Cali se declaró inocente ayer miércoles en su primera comparecencia ante un tribunal estadounidense por cargos de contrabando de drogas, indicó la oficina del fiscal federal.

El juez Robert L. Dube ordenó que el acusado permanezca detenido sin derecho a fianza, un día después de que se entregó a las autoridades estadounidenses en Panamá y fue trasladado a Miami.

Rodríguez Abadía se enfrenta a cargos por narcotráfico, lavado de dinero, obstrucción de la justicia y asociación delictiva para efectuar negocios mafiosos. Dicha asociación es una de las organizaciones más grandes de tráfico de narcóticos y lavado de dinero jamás enjuiciada en Estados Unidos, señaló la oficina del fiscal federal.

Rodríguez Abadía presuntamente asumió el control de las operaciones diarias del cártel de Cali después de que su padre y su tío, los supuestos cofundadores del cártel, fueran arrestados en 1995, según las autoridades estadounidenses.

El padre de Rodríguez Abadía, Miguel Rodríguez Orejuela, y su tío, Gilberto Rodríguez Orejuela, también están en la cárcel en Miami.

Según una acusación formal, los tres hombres y otros ocho se asociaron para importar más de 200.000 kilogramos de cocaína a Estados Unidos de 1990 hasta julio del 2002. El documento indicó que importaron y distribuyeron cocaína oculta en postes de cemento, vegetales congelados, calabazas, madera, mosaicos de cerámica, café y cilindros de cloro.

Rodríguez Abadía decidió rendirse debido a que le seguía molestando una herida que sufrió cuando fue disparado por narcotraficantes rivales en un restaurante hace cinco años, dijo su abogado Jorge Luis Gutierrez.