29 de enero de 2014

Comité de Inteligencia del Senado niega ayudas de Rusia a Snowden

Comité de Inteligencia del Senado niega ayudas de Rusia a Snowden
HYUNGWON KANG / REUTERS

WASHINGTON, 29 Ene. (Reuters/EP) -

La presidenta del Comité de Inteligencia del Senado de los Estados Unidos, la senadora demócrata Dianne Feinstein, ha afirmado este martes que no existe "ninguna evidencia" de que el servicio secreto ruso haya ayudado al excontratista de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) estadounidense Edward Snowden para robar o filtrar documentos secretos.

Esta declaración contrasta con las insinuaciones que llevó a cabo hace una semana el presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, el republicano Mike Rogers, quien acusó veladamente a Rusia de ayudar al extrabajador estadounidense a filtrar los "escandalosos documentos" sobre el espionaje llevado a cabo por Estados Unidos a sus ciudadanos y gobiernos extranjeros.

Rogers declaró su sospecha sobre la buena disposición de Rusia a conceder asilo político a Snowden, reclamado por la Justicia estadounidense. "Pongámoslo así: creo que hay una razón por la que Snowden acabó en los amorosos brazos de un agente de las fuerzas de seguridad rusas en Moscú. No creo que sea una coincidencia", concluyó.

En respuesta a estas declaraciones de su homólogo en la Cámara de Representantes, Feinstein ha insistido en que no tiene "ninguna información en este sentido". "Nunca he visto nada que lo demuestre. Desde que se produjeron las primeras filtraciones he hecho preguntas y no he recibido ninguna respuesta que me lleve a pensar eso", ha asegurado.

El propio Snowden hizo referencia el pasado 21 de enero a estas acusaciones, negando haber recibido ayuda de Rusia y considerado "absurdas" las citadas acusaciones. En declaraciones a la revista estadounidense 'The New Yorker', Snowden insistió en que actuó solo, "sin ayuda de nadie y mucho menos de un gobierno".

En este sentido, advirtió a Rogers de que "no va a conseguir engañar a nadie", ya que "el pueblo estadounidense es más inteligente de lo que los políticos piensan" y añadió que de haber trabajado para Moscú no habría pasado cuarenta días en la zona de tránsito del aeropuerto internacional de Sheremetyevo. "Los espías son tratados mejor", sentenció.