21 de octubre de 2015

Paul Ryan estaría feliz de sustituir Boehner en el Congreso de EEUU si tiene el apoyo republicano

WASHINGTON, 21 Oct. (Reuters/EP) -

   El congresista Paul Ryan ha dicho este martes que estaría "feliz" de sustituir a John Boehner como presidente de la Cámara de Representantes estadounidense si sus compañeros republicanos están de acuerdo con sus peticiones para trabajar juntos.

   "Lo que he planteado es que si aceptan estos requerimientos y yo puedo representar realmente una candidatura de unidad, aceptaré llevar a cabo este servicio con gusto", ha explicado el excandidato a la vicepresidencia estadounidense tras reunirse con representantes republicanos en el Congreso.

   Ryan ha insistido en que él no quería este cargo, pero ha señalado que se ha dado cuenta de que el país tiene una "extrema necesidad" de liderazgo. En este sentido, ha dicho haber considerado el nombramiento "con reticencias" por las consecuencias para su familia, aunque ha añadido que "su mayor preocupación sería los efectos de no haber dado este paso adelante".

   Boehner, quien anunció recientemente que abandonará su puesto y su escaño el próximo 30 de octubre, pidió expresamente al congresista republicano de Wisconsin que le sustituya en el cargo.

   Así lo confirmó al diario estadounidense 'The Washington Post' varias fuentes familiarizadas con el caso, que aseguran que Boehner mantuvo dos conversaciones telefónicas con Ryan. En estas llamadas Boehner le habría dicho que es "el único que podría unir a los republicanos de la Cámara".

BOEHNER DEJA EL CARGO

   Al anunciar su renuncia, Boehner se mostró "orgulloso" de lo que los republicanos han logrado en los últimos cinco años, sacando adelante "reformas conservadoras que ayudarán a nuestros hijos y sus hijos" y defendió que su "misión cada día es luchar por un Gobierno más pequeño, menos costoso y que rinda cuentas".

   Según dijo, el primer cometido del presidente de la Cámara "es proteger la institución que todos los estadounidenses aman" y recordó que su intención era dejar el cargo a finales de 2014 pero se quedó para "dar continuidad a la Conferencia Republicana y la Cámara".

   Boehner, de 64 años, fue elegido por primera vez congresista en 1990. Representante por Ohio, ocupa la Presidencia de la Cámara de Representantes desde 2011. La noticia de su marcha se conoció un día después de la histórica visita del Papa Francisco al Capitolio, lo que supuso la realización del sueño de Boehner de que un Pontífice hablara ante el Congreso.