16 de abril de 2020

EEUU.- La construcción de vivienda en EEUU colapsó un 22,3% en marzo, su mayor caída desde 1984

EEUU.- La construcción de vivienda en EEUU colapsó un 22,3% en marzo, su mayor caída desde 1984
EEUU.- La construcción de vivienda en EEUU colapsó un 22,3% en marzo, su mayor c - CLEMENT MARIN / DPPI / AFP7 / EUROPA PRESS

WASHINGTON, 16 Abr. (EUROPA PRESS) -

La construcción de nuevas viviendas en Estados Unidos durante el pasado mes de marzo registró una caída mensual del 22,3%, sin precedentes desde marzo de 1984, según ha informado el Departamento de Comercio, como consecuencia del impacto de la pandemia de Covid-19 y de las medidas de separación social y confinamiento implementadas en Estados Unidos.

En concreto, la cifra anualizada de viviendas iniciadas en el mes de marzo se situó en 1,216 millones de unidades, un 22,3% por debajo del dato de febrero, pero un 1,4% por encima de la referencia de marzo de 2019. De esta cifra, un total de 856.000 unidades correspondió a viviendas unifamiliares, un 17,5% menos que en febrero.

Por su parte, el número de permisos de construcción de vivienda concedidos en marzo alcanzó la cifra anualizada de 1,353 millones, lo que representa un retroceso mensual del 6,8%, aunque se mantiene un 5% por encima del dato del mismo mes del año pasado.

En el caso de las viviendas completadas en marzo, la cifra anualizada de 1,227 millones de unidades se situó un 6,1% por debajo de la lectura de febrero y un 9% de la de marzo de 2019.

La parálisis del sector de la construcción en el mes de marzo se suma al desplome histórico de las ventas del sector minorista en el tercer mes de 2020, cuando sumaron un importe agregado de 483.066 millones de dólares (444.134 millones de euro), lo que representa una caída del 6,2% respecto al mismo mes del año anterior y del 8,7% en comparación con el dato de febrero, que había bajado un 0,4%, registrando la mayor caída mensual de toda la serie histórica, que se remonta a 1992.

De hecho, el impacto de la Gran Reclusión en la economía estadounidense ha provocado la destrucción de 22 millones de puestos de trabajo desde mediados de marzo y hasta el pasado 11 de abril, borrando así en apenas cuatro semanas toda la creación de empleo acumulada desde la Gran Recesión de 2009.