8 de marzo de 2008

EEUU/Cuba.- Bush asegura que no hay un cambio suficiente en la política cubana

WASHINGTON, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente estadounidense, George W. Bush, se reunió hoy con los familiares de los disidentes cubanos encarcelados Ariel y Guida Sigler Amaya y reiteró que el relevo de poder en Cuba no representa un cambio suficiente como para modificar la política estadounidense hacia la isla y aseguró que no suavizará el embargo contra la isla.

"Para mejorar las relaciones, lo que tiene que cambiar no es Estados Unidos, lo que debe cambiar es Cuba", afirmó Bush. Para el mandatario estadounidense, la designación de Raúl Castro, hermano de Fidel, como nuevo presidente del Consejo de Estado de Cuba, es la sustitución de "un dictador por otro".

"El triste hecho es que la vida no mejorará hasta que cambie el régimen. No mejorara cambiando un dictador por otro", señaló el presidente. "El régimen ofrece una falsa promesa de estabilidad, pero llegará un nuevo día para Cuba", agregó.

COMUNIDAD INTERNACIONAL

Además, desde la Casa Blanca, Bush criticó a otros países por continuar estableciendo negocios con Cuba sin cuestionar a su Gobierno comunista. De acuerdo con él, Fidel Castro sigue influyendo en la política de la isla, ahora gobernada por su hermano.

"Desafortunadamente, la lista de países que apoyan a los cubanos es demasiado corta y las democracias ausentes en esa lista es excesivamente notable", señaló Bush. El mandatario estadounidense señaló que la única forma de mejorar las relaciones con Cuba sería si el Gobierno del presidente Raúl Castro comienza a allanar el camino para convocar elecciones libres y limpias.

"Las antiguas normas siguen siendo las normas vigentes hoy en día, las mismas políticas que han llevado a Cuba a este lugar", comentó el mandatario.