2 de agosto de 2006

EEUU/Cuba.- El espíritu de reconciliación desborda las calles de Miami ante la perspectiva de un retorno a la isla

El exilio cubano se debate entre la fe en la muerte de Castro y el temor a que esta haya sido otra maniobra de Fidel

MIAMI (ESTADOS UNIDOS), 2 Ago. (del enviado especial de EUROPA PRESS Carlos López) -

Cientos de personas continuaban agolpándose hoy en las calles de Miami celebrando y esperando con júbilo noticias procedentes de Cuba que confirmaran que los 47 años de Gobierno en la isla de Fidel Castro han alcanzado su fin con la muerte del comandante.

Hay opiniones miles entre los que se concentran alrededor del Café Versalles en la calle 8, centro del exilio político y núcleo de la espontánea expresión de júbilo que cubanos exilados, hijos y nietos de cubanos --unos huidos, otros expulsados-- no han podido contener desde ayer noche tras conocer la transferencia de poder que Fidel ha hecho a su hermano Raúl.

"Esta vez es distinta" afirma uno de los niños del programa Pedro Pan, ahora un exitoso hombre de negocios cubano-americano, junto a un café en la barra del Versalles. "A Castro le gusta demasiado el poder para cederlo, esta vez es distinta", continúa repitiendo el deseo más vehemente añorado por los exiliados.

Bajo la alegría y las afirmaciones generalizadas de que Castro ya está muerto o en coma, existe un temor engarzado en los corazones de todos. El temor a que en esta ocasión Castro salga adelante de nuevo y la esperanza de una Cuba libre del dictador sucumba una vez más a la tenacidad y fortaleza de Fidel.

RECONCILIACION.

La palabra que más se escucha entre los oradores, y hay cientos, es reconciliación. A la hora de la verdad y pendientes de las noticias que se filtran a través de la prensa oficial cubana, los exiliados cubanos esperan "el principio del fin" para poder reunir "a todos los cubanos repartidos por todo el mundo, desde Estados Unidos a España", asegura George García.

García opina, detrás de cada cubano hoy en Miami hay un potencial político que no duda en hablar de las reformas que serán necesarias en la isla y de como llevar a cabo una transición política. En su caso su deseo es formar un partido político, una tendencia nueva --una más-- cuya base ideológica sea el hermanamiento y la reconciliación.

En un aparte un amigo suyo confiesa que el exilio cubano está ahora más dividido que nunca. "Hay muchas divisiones en el exilio porque hay muchos que tienen ambiciones y no ideales", señala uno de los líderes del grupo Vecinos en Acción que no quiere dar su nombre y que recomienda cautela: "Castro es un show humano".

SIN NOTICIAS DE CUBA.

Y es que la gente en Miami especula. Especula porque poco más les queda por hacer pendientes de las noticias que emanan de Cuba a cuentagotas y de las que apenas se puede entrever un dato positivo, o negativo, según el lado de la costa desde el que se mire.

Hoy por la tarde todos esperaban con ansiedad el programa Mesa Redonda de la Televisión Cubana en el que se hablaría de la situación en la que se encuentra Castro. Nadie quiere entender en Miami lo que escucha cuando a través de las ondas el Gobierno de La Habana asegura que la condición de Castro es "estable" y se encuentra "de buen ánimo".

"Habrá para rato" explica García, que asegura continuará asistiendo a las manifestaciones hasta que se resuelva la incógnita. Pese al calor y el cansancio de no haber dormido la noche anterior, los cubano-americanos, exiliados y descendientes de isleños seguirán reuniéndose hasta que vean sus sueños hechos realidad o una vez más regrese Fidel.