28 de febrero de 2007

EEUU/Cuba.- El presidente George W. Bush renueva la restricción de navegar desde Estados Unidos a Cuba

WASHINGTON, 28 Feb. (EP/AP) -

El presidente George W. Bush renovó la vigencia de un decreto que restringe la navegación de embarcaciones desde Estados Unidos a Cuba, una medida que el Gobierno de La Habana consideró el martes como un "recrudecimiento del embargo" a la isla.

El decreto fue aprobado por el entonces presidente estadounidense Bill Clinton el 1 de marzo de 1996, justo un mes después de la destrucción de dos avionetas civiles con matrícula de ese país en el espacio aéreo internacional al norte de Cuba por aviones militares cubanos.

La Casa Blanca anunció en internet que George W. Bush renovó la medida porque el Gobierno de la isla caribeña ha manifestado desde entonces, en varias ocasiones su "intención de defender por la fuerza su soberanía contra embarcaciones o aviones registrados en Estados Unidos que puedan entrar a aguas territoriales o el espacio aéreo cubano".

El anuncio añadió que el Gobierno cubano tampoco ha demostrado que "se abstendrá en el futuro del uso de fuerza negligente y excesiva contra embarcaciones o aviones estadounidenses involucrados en actividades conmemorativas o pacíficas al norte de Cuba".

También se recordó que en febrero de 2004 el actual presidente de Estados Unidos amplió los alcances de emergencia nacional al incluir la denegación de dinero y material de apoyo "al Gobierno represivo de Cuba que había tomado una serie de acciones para desestabilizar" sus relaciones con Estados Unidos.

Adicionalmente, dijo que los más altos funcionarios cubanos "han afirmado reiteradamente que Estados Unidos pretende invadir Cuba, pese a explícitas negaciones de los secretarios de Estado y Defensa de que no se estaba planeando ese tipo de acción".

La agencia oficial cubana de noticias 'Prensa Latina' dijo que la medida de Bush se orientaba a "recrudecer el bloqueo económico impuesto hace más de cuatro décadas".

La citada agencia afirmó que según fuentes del ministerio de Asuntos Exteriores cubanos la medida "ratificó el propósito de privar a este país del ingreso de recursos financieros".