16 de agosto de 2008

EEUU/Cuba.- Un tribunal estadounidense asegura que Posada Carriles debería ser juzgado

HOUSTON, 16 Ago. (Reuters/EP) -

Un tribunal de apelaciones de Estados Unidos dictaminó el jueves que el exiliado cubano Luis Posada Carriles, ex agente de la CIA y anticastrista, debería ser sometido a juicio por violar las leyes de inmigración del país, según documentos judiciales revelados ayer.

La Corte de Apelaciones del Quinto Circuito de Estados Unidos en Nueva Orleans afirmó que un tribunal menor se equivocó al descartar una acusación contra el exiliado días antes de que fuese sometido a juicio en El Paso, Texas. Posada Carriles, quien está acusado en Cuba por un atentado en un avión en el que murieron 73 personas en 1976, supuestamente habría mentido durante un proceso de 2006 para conseguir la nacionalidad estadounidense.

La corte remitió el caso a la jueza de distrito Kathleen Cardone, quien desechó los cargos el año pasado debido a que el Gobierno habría cometido errores en su proceder. Posada Carriles, de 80 años y que vive en Miami, está buscado para ser sometido a juicio en Cuba y Venezuela por planificar el ataque con bomba contra una aeronave de Cubana de Aviación.

POSADA CARRILES FRENTE A LA LEY

Posada Carriles, por su parte, ha negado cualquier participación en el hecho, pero Cuba y Venezuela, que son aliados cercanos, han acusado al Gobierno estadounidense de hipocresía en su "guerra contra el terrorismo" por no juzgar al exiliado cubano. En la comunidad de exiliados cubanos en Estados Unidos, Posada Carriles es considerado un luchador de la libertad por su prolongado enfrentamiento contra Fidel Castro, quien llegó al poder en Cuba en la revolución de 1959 y gobernó hasta febrero, cuando su hermano Raúl se convirtió en presidente.

La corte de apelaciones dijo que Cardone no debió descartar los cargos contra Posada pues "ninguno de los fundamentos presentados por la corte de distrito -que han sido imprecisamente descritos como engaño del Gobierno y conducta escandalosa- apoyan la drástica decisión de rechazar la acusación".

Posada fue arrestado por autoridades estadounidenses en mayo de 2005, después de que entrase ilegalmente al país. El cubano solicitó asilo, que no le ha sido concedido. En enero de 2007, Posada fue acusado de siete cargos de fraude migratorio los que provienen de su solicitud de nacionalización y de una audiencia.

'Granma', el periódico del gobernante Partido Comunista en Cuba, aseguró ayer por otro lado que la más reciente decisión de la corte es "un nuevo episodio de maniobras dilatorias" del Gobierno de Bush en lo que Cuba ve como los esfuerzos de la Casa Blanca por proteger a Posada.

Además del ataque contra el avión, Posada, quien trabajó para la CIA durante la Guerra Fría, está acusado en Cuba de organizar los atentados con bombas en un hotel de La Habana en 1997, en los que murió un turista italiano. Posada estuvo encarcelado en Panamá por organizar un complot para matar a Castro durante una cumbre iberoamericana en 2000, pero fue perdonado por la entonces presidenta Mireya Moscoso en 2004. El indulto fue cancelado el mes pasado por la Corte Suprema de Panamá, lo que abrió la puerta a que el país también solicite su extradición.