18 de junio de 2009

EEUU decide destino de mitad de prisioneros de Bahía Guantánamo

Por Tabassum Zakaria

WASHINGTON (Reuters/EP) - El Gobierno estadounidense decidió el destino de cerca de la mitad de los prisioneros del centro de detención ubicado en la base militar de Bahía Guantánamo y no más de un cuarto de ellos serán sometidos a juicio, dijo el miércoles el fiscal general Eric Holder.

La orden del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, de cerrar para fines de enero la cárcel para extranjeros sospechosos de terrorismo, ubicada en Cuba, ha enfrentado oposición en el Congreso, donde algunos legisladores se oponen a cualquier transferencia a territorio estadounidense.

La semana pasada, nueve prisioneros fueron enviados a Arabia Saudita, Bermudas, Irak y Chad.

Ahmed Khalfan Ghailani, acusado de estar relacionado con ataques con bomba en 1998 a embajadas estadounidenses en Africa, fue enviado a Nueva York y se convirtió en el primer prisionero transferido a Estados Unidos para ser procesado en una corte civil.

"En este punto hemos revisado cerca de la mitad de los (casos de) detenidos", dijo Holder ante una audiencia de la comisión judicial del Senado.

Aún hay 229 reclusos en Guantánamo. La prisión inaugurada tras los ataques contra Estados Unidos del 11 de septiembre del 2001, provocó críticas internacionales por mantener a los sospechosos privados de libertad de forma indefinida sin presentar cargos.

Ante la pregunta sobre si la cantidad de detenidos que serán sometidos a juicio se acercaría al 25 por ciento o menos, Holder respondió que es probable que sí,

Sin embargo, un portavoz del Departamento de Justicia dijo que el número definitivo de detenidos que será propuesto para juicios aún no ha sido determinado.

Obama ha dicho que algunos reos podrían permanecer detenidos sin ser procesados y Holder explicó que es probable que en aquellos casos se establezca algún tipo de revisión periódica de su estado.

Algunos legisladores que han expresado su preocupación ante la posibilidad de ingresar a prisioneros de la cárcel de Bahía Guantánamo a Estados Unidos, dijeron que sería demasiado peligroso incluso el mantenerlos en cárceles estadounidenses.

El senador demócrata Patrick Leahy desafió tales preocupaciones y en un debate sobre permitir el ingreso de los detenidos al país enfatizó que "la política retórica ha ahogado a la razón y la realidad".

Además comentó que el sistema de justicia criminal estadounidense ha manejado exitosamente los casos de peligrosos criminales y "más de unos pocos terroristas".