10 de agosto de 2020

EEUU dice que las elecciones en Bielorrusia "no fueron libres ni justa" y condena la represión de las protestas

Amnistía critica la "espantosa violencia" por parte de la Policía y pide una investigación "exhaustiva"

EEUU dice que las elecciones en Bielorrusia "no fueron libres ni justa" y condena la represión de las protestas
Bielorrusia.- EEUU dice que las elecciones "no fueron libres ni justa" y condena - HANNAH MCKAY/PA WIRE/DPA

MADRID, 10 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Estados Unidos ha destacado este lunes que las presidenciales en Bielorrusia "no fueron libres ni justas" y ha pedido al Gobierno que respete el derecho de manifestación, al tiempo que ha condenado la represión de las protestas.

"Estados Unidos está profundamente preocupado por la conducta en las presidenciales del 9 de agosto en Bielorrusia, que no han sido libres ni justas", ha manifestado a través de un comunicado el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo.

Así, ha resaltado que "hubo graves restricciones al acceso a las urnas de los candidatos, se prohibió que hubiera observadores electorales locales e independientes en los colegios electorales, hubo tácticas de intimidación contra candidatos opositores y detenciones de manifestantes pacíficos y periodistas".

"Unas elecciones libres y justas, con una disputa verdadera, son la base de la autoridad y legitimidad de todos los gobiernos", ha dicho, al tiempo que ha lamentado que los observadores de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) "no recibieran una invitación a tiempo para supervisar la votación".

Por ello, ha pedido al Gobierno del país europeo "que respete los derechos de todos los bielorrusos para participar en reuniones pacíficas, que evite el uso de la fuerza y que libere a los que han sido detenidos sin motivo".

"Condenamos firmemente la violencia contra los manifestantes y la detención de seguidores de la oposición, así como el uso de los cierres de Internet para afectar la capacidad de los bielorrusos para compartir información sobre las elecciones y las manifestaciones", ha señalado.

Pompeo, que ha indicado que Estados Unidos es "amigo" de Bielorrusia, ha subrayado que Washington "apoya la independencia y soberanía de Bielorrusia, así como las aspiraciones del pueblo bielorruso a un futuro democrático y próspero".

"Para lograr estos objetivos el Gobierno de Bielorrusia debe demostrar a través de sus acciones su compromiso con los procesos democráticos y respetar los Derechos Humanos", ha zanjado Pompeo en su comunicado, publicado por el Departamento de Estado en su página web.

La principal candidata de la oposición bielorrusa, Svetlana Tijanovskaya, ha rechazado los resultados oficiales publicados este lunes, que otorgan la victoria de las elecciones presidenciales al actual mandatario, Alexander Lukashenko, y ha abogado por un "cambio pacífico" tras la "inaceptable" violencia de la noche electoral.

De acuerdo con la Comisión Electoral, Lukashenko ha ganado con un 80,23 por ciento de los votos, frente al 9,9 por ciento que ha obtenido Tijanovskaya, mientras que el resto de candidatos opositores apenas superan el uno por ciento.

Las fuerzas de seguridad intentaron reprimir las manifestaciones dando lugar a enfrentamientos que, de acuerdo con la ONG bielorrusa Viasna, se han saldado con al menos un muerto, decenas de heridos y más de 200 detenidos, aunque el Ministerio de Interior ha negado víctimas mortales y ha fijado el balance en unos 50 heridos y 3.000 arrestados.

AMNISTÍA CRITICA LA "ESPANTOSA VIOLENCIA"

Por su parte, la organización no gubernamental Amnistía Internacional ha denunciado la "espantosa violencia" por parte de la Policía antidisturbios contra los manifestantes que salieron a las calles del país tras el anuncio de los resultados.

"La violencia postelectoral por parte de la Policía se ha convertido en un aspecto habitual de la política en Bielorrusia, donde todo tipo de disenso pacífico es brutalmente reprimido", ha dicho la directora de Amnistía para Europa del Este y Asia Central, Marie Struthers.

Así, ha resaltado que los delegados de la ONG presenciaron la "ferocidad" de la respuesta policial, que "incluyó un uso indiscriminado de la fuerza, incluidas granadas aturdidoras contra una protesta pacífica, y el arresto arbitrario de personas que estaban alejadas de la manifestación".

"Un vídeo horrible muestra una furgoneta de la policía atropellando a un manifestante a toda velocidad en una calle amplia. Esta grabación muestra la heladora crueldad de las acciones de la Policía bielorrusa durante la última noche y muestra por qué tantos en Bielorrusia necesitan un cambio desesperadamente", ha argüido.

Amnistía ha manifestado que se ha confirmado la muerte de un manifestante en la capital, Minsk, y ha agregado que "hay informaciones sobre incidentes aislados de violencia por parte de algunos manifestantes". "La valoración de Amnistía de los incidentes en los que hay grabaciones es que fue en respuesta a la represión policial", ha agregado.

"Los enfrentamientos que derivaron en enfrentamientos entre manifestantes y policías podrían haber sido evitados si las fuerzas de seguridad hubieran respetado el derecho de los manifestantes a la protesta pacífica y hubieran ejercido la contención necesaria", ha subrayado Struthers.

Así, ha reiterado que los agentes "actuaron al margen de la ley" y ha lamentado "los incrementados niveles de violencia y renovados ataques contra manifestantes pacíficos en Minsk y otras ciudades Bielorrusas". "Las autoridades deben hacer lo posible para evitar más violencia", ha añadido.

Struthers ha reclamado por último "una investigación exhaustiva y efectiva" en torno a los incidentes "para que todos los agentes responsables de violaciones de los Derechos Humanos rindan cuentas", así como la liberación de los manifestantes y activistas detenidos.