11 de junio de 2009

EEUU dice es improbable que Norcorea tome acciones militares

Por Andrew Gray

BRUSELAS (Reuters/EP) - Es improbable que Corea del Norte responda militarmente a las planeadas sanciones de la ONU tras su ensayo nuclear, a pesar de que la posibilidad no debiese ser descartada completamente, dijo el jueves el secretario de Defensa de Estados Unidos, Robert Gates.

El borrador de la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, escrito por Estados Unidos y apoyado por los otros cuatro miembros permanentes del consejo además de Japón y Corea del Sur, busca impactar las precarias finanzas de Corea del Norte en el exterior y podría ser votado a partir del viernes.

"No creo que haya habido un cambio proporcional en la postura del Ejército norcoreano que sugeriría un intento de emprender operaciones", dijo Gates a los reporteros mientras llegaba a Bruselas para una reunión con los ministros de Defensa de la OTAN.

Sin embargo dijo que Pyongyang es tan impredecible que probablemente "no es prudente" descartar de plano amenazas de acciones militares por parte de Corea del Norte.

Una fuente del Ministerio de Relaciones Exteriores ruso dijo que "la resolución está siendo adoptada para resolver el problema no para avivar la situación", según informó la agencia de noticias Itar-Tass.

"No esperamos que sigan más acciones, incluyendo de parte de Corea del Norte, eso llevaría a una escalada de tensión", agregó.

BORRADOR DE SANCIONES

El borrador de la ONU "condena en los términos más severos" el ensayo nuclear norcoreano realizado el mes pasado y "exige que no realice mayores ensayos nucleares ni ningún otro lanzamiento utilizando tecnología de misiles balísticos".

El documento dejó satisfechos a China y Rusia, países que tradicionalmente se han opuesto a implementar mayores sanciones contra el reclusivo Estado comunista.

Corea del Norte mantuvo diálogos el jueves con Corea del Sur sobre un parque conjunto que alguna vez fue considerado un modelo de cooperación económica, pero ahora se ha convertido en un punto de tensión entre ambas naciones.

Corea del Norte pidió a su vecino del sur que cuadriplique el salario de sus trabajadores norcoreanos, empleados por compañías surcoreanas como mano de obra económica.

El ministro de Defensa surcoreano dijo el miércoles que cree que las acciones militares de Norcorea buscan generar apoyo interno para el Gobierno de Kim Jong-il, mientras el líder de 67 años se prepara para ser sucedido en la única dinastía comunista de Asia.