6 de agosto de 2009

EEUU dice está listo para cancelar deuda con fuerzas de paz ONU

Por Louis Charbonneau

NACIONES UNIDAS (Reuters/EP) - Estados Unidos está listo para entregar más de 2.000 millones de dólares en contribuciones antiguas y nuevas que debe al departamento de misiones de paz de la ONU, dijo el miércoles la embajadora de Washington ante el organismo, Susan Rice.

"Estados Unidos ahora está en posición de cancelar todos los pagos atrasados acumulados desde el 2005 al 2008 y para cumplir nuestras obligaciones de todo el 2009 (...) que se estima llegan a unos 2.200 millones de dólares", dijo Rice durante una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU.

Una portavoz de la misión estadounidense ante la ONU dijo que los pagos atrasados desde el 2005 al 2008 llegan a 159 millones de dólares.

Revisando información anterior, ella dijo que esos pagos atrasados están incluidos en los 2.200 millones de dólares que se deben al departamento de misiones de paz.

Como el mayor contribuyente de Naciones Unidas, Washington es responsable por casi una cuarta parte del presupuesto de misiones de paz, que se acerca a los 8.000 millones de dólares y paga por más de 110.000 soldados y policías en 15 misiones en todo el mundo.

El encargado del departamento de misiones de paz de la ONU, Alain Le Roy, dijo a periodistas que la declaración estadounidense representaba "noticias extremadamente buenas".

"Es muy importante y muy distinto del pasado. Y por supuesto que es muy importante para toda la operación de misiones de paz", expresó Le Roy.

El Gobierno del ex presidente George W. Bush tuvo una difícil relación con Naciones Unidas, a menudo criticando al organismo como ineficiente y corrupto.

El presidente Barack Obama, quien se ha comprometido a apoyar la ONU y sus operaciones de paz, pidió en junio al Congreso de su país que pague la totalidad de lo adeudado por Washington.

Rice dijo al Consejo que el Gobierno del presidente Obama está listo para cumplir sus promesas. La semana pasada, ella dijo a los legisladores en Washington que su país está preparado para ofrecer más observadores militares y oficiales de policía a misiones de la ONU.