25 de julio de 2006

EEUU.- Disminuye el número de indocumentados detenidos en la frotera desde que Bush ordenó la presencia del Ejército

WASHINGTON, 25 Jul. (EP/AP) -

El número de inmigrantes indocumentados detenidos en su intento de entrar clandestinamente a Estados Unidos ha disminuido desde que el presidente, George W. Bush, ordenó que el Ejército ayude a mantener la seguridad en la frontera, según informó hoy el director de la Patrulla Fronteriza, David V. Aguilar.

Los funcionarios suponen que esto se debe en parte a que menos personas intentan entrar en Estados Unidos porque los ha desalentado la creciente campaña para detenerlos. Los defensores de los derechos de los inmigrantes piensan que los ilegales simplemente podrían estar entrando por otros puntos, por áreas más remotas y más peligrosas.

Pero independientemente de la causa, Aguilar informó de una reducción del 45% en la cantidad de arrestos a lo largo de la frontera estadounidense con México entre los 69 días previos al anuncio de Bush a mediados de mayo hasta los 69 días después.

La reducción es mucho mayor a la que se ve normalmente en los meses de verano, cuando las temperaturas en los estados del sur suben y desaniman a algunos a iniciar la travesía, según los funcionarios. La reducción para la temporada fue de 27% el año pasado y de 29% en el 2004, según el portavoz de la agencia de Aduanas, Michael Friel.

Aguilar hizo estas declaraciones en una rueda de prensa conjunta con el director de la Guardia Nacional, el teniente general H. Steven Blum, que está enviando unas 6.000 unidades a la zona para ayudar con la logística, comunicaciones y otras tareas para que así los agentes de la frontera puedan concentrarse en el cumplimiento de la ley.

"Nos estamos volviendo más eficientes", dijo Aguilar sobre la operación desde que empezaron a llegar las tropas. Unos 4.500 efectivos de la Guardia Nacional están desplegados en California, Nuevo México, Texas y Arizona, y los demás llegarán el 1 de agosto, indicó Blum.

Hasta el momento, su llegada ha liberado a 250 agentes fronterizos de sus labores de apoyo, y se espera que la cifra aumente a 580. "Es positivo, es real", afirmó Aguilar sobre los efectos del esfuerzo.

La reducción fue de 166.299 arrestos desde el 16 de mayo hasta el 23 de julio de este año, en comparación con los 302.447 arrestos para el mismo período del año pasado, según Friel. "Tenemos más ojos y oídos en la frontera ... y las detenciones han bajado", indicó. "Creo que es lógico decir que estamos ganando el control de ese pedazo de la frontera. Algo está sucediendo", añadió.