3 de febrero de 2011

EEUU.- EEUU espera tratar con Rusia en el plazo de un año la reducción de arsenales nucleares tácticos

WASHINGTON, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

Estados Unidos tiene intención de hablar con Rusia sobre reducción de Armas Nucleares Tácticas (TNW, por sus siglas en inglés) en el plazo de un año, una vez el nuevo START haya entrado en vigor. Así lo ha manifestado el presidente norteamericano, Barack Obama, al Senado después de ratificar este tratado sobre la reducción de arsenales estratégicos.

En su mensaje a la Cámara Alta, manifestó su intención de iniciar las consultas pertinentes con Rusia en dicho plazo para tratar "la disparidad entre las reservas de armas nucleares no estratégicas de la Federación Rusa y las de Estados Unidos", informa la agencia rusa RIA Novosti.

Washington cree que Moscú dispone de una gran cantidad de estos equipos, por lo que los senadores norteamericanos fijaron este requisito para dar su visto bueno al convenio el año pasado. Las armas nucleares tácticas se fabrican para ser utilizadas en un escenario bélico con fines ofensivos, mientras que las estratégicas son de carácter disuasorio. Mediante las enmiendas añadidas el Senado obliga al Gobierno a tratar este asunto con el Kremlin.

El viceministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergei Riabkov, declaró la semana pasada que es demasiado pronto para pactar con Estados Unidos la eliminación de parte de estos arsenales, compuestos por minas terrestres, proyectiles de artillería y misiles de corto alcance. Riabkov cree que antes es preciso comprobar cómo cumple Estados Unidos con los compromisos ya adquiridos.

El presidente ruso, Dimitri Medvedev, firmó los documentos de ratificación del START el pasado 28 de enero, también tras las enmiendas de las cámaras parlamentarias de su país. El tratado entrará definitivamente en vigor con el intercambio de los documentos de ratificación, que podría celebrarse en Munich este sábado. El ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, coincidirá en la ciudad alemana con la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, con motivo de la reunión del Cuarteto para Oriente Próximo.