20 de abril de 2006

EEUU.- El embajador de EEUU en Caracas dice que si Chávez vuela los campos de petróleo sería "una decisión soberana"

Brownfield se negó a opinar sobre la retirada de Venezuela de la CAN, diciendo que también esta decisión es "totalmente soberana"

CARACAS, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

El embajador de Estados Unidos en Venezuela, William Brownfield, se refirió hoy a la amenaza realizada por el presidente Hugo Chávez de volar los campos petroleros venezolanos si Estados Unidos intenta atacar el país, asegurando que, de concretarse la advertencia, ésta sería "una decisión soberana" de Venezuela.

"La política petrolera y los recursos es política soberana de la República (de Venezuela) y por supuesto es el Gobierno quien decide qué va a ser con los recursos naturales. Voy a ratificar lo que he dicho antes, esta relación comercial y petrolera entre Venezuela y Estados Unidos es productiva y positiva para ambos países, somos socios naturales por razones geográficas", manifestó.

Brownfield, quien recientemente protagonizó diversos enfrentamientos con el Gobierno Chávez, que denunció supuestas "injerencias" del diplomático en la política del país sudamericano, pronunció estas palabras tras realizar un donativo a la Alcaldía de Baruta para la construcción de un nuevo hogar comunitario en el barrio Santa Cruz del Este.

"Al final de todo, es decisión del Gobierno venezolano de cambiar esa relación bilateral, si la quiere cambiar, ojalá que no la cambie porque, en mi opinión, sirve el interés nacional de Venezuela tanto como de Estados Unidos de mantener esta relación tan importante", añadió el embajador estadounidense, según 'Unión Radio'.

SOBRE LA RETIRADA DE LA CAN

En cuanto a la decisión del presidente Chávez de retirar a Venezuela de la Comunidad Andina de Naciones (CAN), Brownfield dijo que eso "por supuesto es totalmente soberano de parte del Gobierno de Venezuela y los otros cuatro miembros". "No voy a emitir mi opinión sobre eso", sentenció.

Reconoció también que trata de ignorar la retórica por varias razones. "Creo que la retórica negativa no contribuye en nada al buen entendimiento y comprensión entre países, a la misma vez, palabras tienen consecuencias y creo yo que la retórica de odio sí puede producir incidentes exactamente como lo que sucedió hace dos semanas en Coche", apuntó.

PORTAAVIONES DE EEUU EN EL CARIBE

"Si uno repite reiteradamente unas expresiones de odio eventualmente van a tener un impacto en la mentalidad de alguna gente y ojala podamos salir de este diálogo retórico de odio y quizá concentrar más en temas positivos y más colaborativos", expresó.

Además, Brownfield informó de que la presencia del portaaviones George Washington en aguas del mar Caribe "no es ninguna sorpresa ni un secreto" porque fue notificada las autoridades castrenses venezolanas.

Resumió en tres las misiones de estos ejercicios militares del buque y sus fuerzas de tarea, a las que se refirió hoy Fidel Castro en su discurso por el 45 aniversario de la invasión fallida de Estados Unidos por Bahía de Cochinos, en la isla.

"Son ejercicios para la lucha contra la droga ilícita, dos, la misión humanitaria para responder a los eventos de desastres naturales y, tres, ejercicios bilaterales entre la Armada de Estados Unidos y las fuerzas de seguridad de otros países", explicó. Añadió que el portaaviones estará por unas semanas y se retirará "como exactamente ha ocurrido en el pasado".

PARA EVITAR INCIDENTES

Brownfield informó asimismo de que le notificaron que no podrá realizar un donativo que tenía previsto en un centro comunitario en un sector del estado Vargas y lamentó la decisión, porque probablemente.

A su juicio, "haya alguna persona necesitada en Vargas que no va a recibir el apoyo de esta asociación civil por razones de la decisión de la Alcaldía". "Los niños de la comunidad y la sociedad representan la promesa del futuro y tenemos una obligación, apoyar a los niños y la mejor manera es apoyando estos hogares como el de Santa Cruz del Este", indicó.

Recordó que sostuvo una reunión reciente con la viceministra de Exteriores para asuntos de América de Norte, Maripili Hernández, quien le hizo varias recomendaciones y sugerencias sobre sus movimientos en el país para evitar incidentes como el que ocurrió en el Polideportivo de Coche el pasado 7 de abril.

"Ella aceptó las obligaciones del Gobierno venezolano bajo la Convención de Viena y también las mismas obligaciones que tiene el Gobierno mío bajo la misma Convención en los Estados Unidos", señaló.

"Voy a tratar en lo posible de informar al Gobierno venezolano de mi programa, no por una obligación, porque no es ninguna obligación, sólo por la razón bastante obvia porque preferiría no ser agredido cada vez que visite un lugar acá en la República", agregó.

Dijo que hasta el momento, ha informado a todas las autoridades nacionales y regionales, así como las policiales, de cada vez que viaja al interior del país. "Vamos a seguir haciendo este tipo de notificación en lo posible y ojalá resulte en una mejor seguridad en el futuro", concluyó.