7 de septiembre de 2012

EEUU.- El embajador de EEUU en España cree que los votantes elegirán qué papel debe tener el Gobierno en sus vidas

Obama ha perdido parte del apoyo que le brindaron algunos grupos en las elecciones de 2004, como los jóvenes

MADRID, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

El embajador de Estados Unidos en España, Alan Solomont, ha afirmado este viernes que el tema decisivo en las elecciones presidenciales del próximo 6 de noviembre será el papel que los ciudadanos quieren que el Gobierno desempeñe en sus vidas.

El actual presidente y candidato del Partido Demócrata, Barack Obama, defiende un sistema en el que el Gobierno federal tenga un papel importante en la vida de los estadounidenses, por ejemplo construyendo infraestructuras o regulando la actividad económica.

En cambio, el candidato del Partido Republicano, Mitt Romney, aboga por una menor intervención gubernamental, unos impuestos más bajos y el fomento de una economía de libre mercado.

En un encuentro con medios de comunicación en la Embajada, Solomont ha señalado que en las elecciones de 2004, el candidato demócrata, John Kerry, fue derrotado por su rival republicano, George W. Bush, porque en ese momento la seguridad nacional era la cuestión clave y los votantes pensaron que en ese aspecto Bush podría hacerlo mejor.

En los comicios presidenciales de 2008, "se trataba de conseguir un cambio", y ese cambio lo representaba Obama, según el embajador. Pero este año, a su juicio, los electores van a decir con su voto qué presencia debe tener el Gobierno en sus vidas.

PROMESAS CUMPLIDAS

Solomont ha destacado que uno de los grandes objetivos que Obama ha cumplido durante su mandato son el de "cambiar la imagen de Estados Unidos en el mundo", apostando por afrontar sus problemas y los de los países aliados a través de un "enfoque común" en vez de hacerlo en solitario.

Otra promesa que ha cumplido es "abordar los problemas de la clase media" estadounidense, que "ha visto cómo su capacidad económica se ha ido debilitando a lo largo de los años", ha añadido.

El embajador ha explicado que muchas personas sienten "inquietud" por la posibilidad de que sus hijos no puedan cumplir el llamado "sueño americano"; y de ahí la importancia de cuestiones como la reforma del sistema sanitario que impulsó el presidente.

HISPANOS Y JÓVENES

Solomont ha detallado que, tradicionalmente, los candidatos demócratas se han dirigido en sus campañas electorales a los jóvenes, las mujeres, las personas homosexuales, los hispanos y los afroamericanos, mientras que los republicanos se han centrado más en los hombres blancos, los cristianos y los propietarios de pequeños negocios.

Respecto a los electores hispanos, un sector cuyo voto fue fundamental para la victoria de Obama en 2004, el diplomático ha dicho que tanto el presidente como el candidato republicano están esforzándose por conseguir su respaldo.

Sin embargo, ha agregado que para los hispanos es "sumamente importante" la política de inmigración, hasta el punto de que este tema "puede eclipsar a otros", y que en este aspecto la postura de Obama --más aperturista-- puede resultarles "más atractiva" que la de Romney.

Otro grupo clave en los anteriores comicios presidenciales fue el de los electores jóvenes, los cuales siguen inclinándose más por el candidato demócrata que por el republicano, según las encuestas. No obstante, el embajador ha indicado que la diferencia es menor que antes porque aquellos que no han encontrado trabajo están descontentos con la evolución que ha tenido la economía en estos últimos cuatro años.

Aunque ha resaltado la "creciente influencia" de los votantes pertenecientes a grupos sociales minoritarios, Solomont ha recordado que actualmente hay cerca de 1.200.000 votantes en todo el país que aún no han decidido a quién darán su apoyo el 6 de noviembre.