20 de diciembre de 2014

EEUU envía a cuatro presos de Guantánamo de vuelta a Afganistán

EEUU envía a cuatro presos de Guantánamo de vuelta a Afganistán
REUTERS

WASHINGTON, 20 Dic. (Reuters/EP) -

   Cuatro presos de la cárcel militar estadounidense de Guantánamo, en Cuba, han sido enviados de vuelta a su Afganistán natal, según ha informado el Departamento de Defensa. Los cuatro han viajado durante la noche en un avión militar estadounidense que los ha trasladado a Kabul.

   Se trata de la primera entrega de presos de Guantánamo a Afganistán desde 2009, según han explicado las autoridades estadounidenses, que han matizado que se trata de "detenidos de nivel bajo" cuyo traslado había sido autorizado hace ya tiempo, ya que no suponen ningún riesgo de seguridad para su país.

   En cualquier caso, desde Washington destacan que este traslado es consecuencia de la mejora de las relaciones con el nuevo presidente afgano, Ashraf Ghani, cuyo Gobierno habría sido el impulsor de la medida con una petición formal.

   Se trata de Shawali Jan, Jhi Ali Gul, Abdul Ghani y Mohammed Zahir, todos ellos detenidos por su presunta pertenencia a los talibán o a otros grupos armados afines.

   Sin embargo, un responsable estadounidense ha matizado que "la mayoría si no todas las acusaciones han sido desechadas". "Cada uno de estos individuos puede ser considerado como de bajo nivel, si acaso", ha explicado.

   El Gobierno afgano ha dado "garantías de seguridad" para el tratamiento de los antiguos presos de Guantánamo y se espera que facilite su reencuentro con sus familiares, ha explicado la fuente norteamericana.

   Jan, de 51 años, llegó ha Guantánamo hace once años "bajo acusaciones muy endebles", según el Centro para los Derechos Constitucionales, una organización estadounidense de defensa de los derechos civiles. Sus abogados sostienen que trabajaba como conductor para el Gobierno del expresidente Hamid Karzai.

   También se saben algunos datos de Gul, también de 51, quien según una base de datos elaborada por 'The New York Times' y la radio pública NPR, fue detenido en 2002 acusado de ser miembro de los servicios secretos de los talibán. Sin embargo, siempre ha insistido en que nunca trabajó para los talibán y que fueron dos "enemigos" los que le entregaron a las tropas estadounidenses.

   Ghani, de 42, fue capturado en 2002 por su pertenencia a un grupo afín a los talibán y acusado en un principio de "crímenes de guerra". El sujeto asegura haber sido acusado falsamente de perpetrar un ataque con un cohete, pero finalmente se determinó su inocencia en una investigación de varias agencias estadounidenses.

   Por último, Zahir, de 61 años, fue apresado en 2003 y acusado de estar relacionado con arsenales de los talibán, pero éste negó haber tenido ninguna relación con los insurgentes y finalmente también se aprobó su traslado de Guantánamo.

AÚN HAY 132 PRESOS

   Otros ocho afganos siguen presos en Guantánamo, parte del total de 132 prisioneros de la base militar estadounidense. El presidente estadounidense, Barack Obama, prometió cerrar Guantánamo poco después de tomar posesión del cargo, hace ya casi seis años, pero no ha podido hacerlo, principalmente por la oposición del Congreso.

   La prisión se abrió por el antecesor de Obama, George W. Bush, poco después de los atentados del 11 de septiembre de 2001 contra las Torres Gemelas de Nueva York y el Pentágono. La mayoría de los internos llevan más de una década presos sin que se hayan presentado cargos ni iniciado proceso judicial alguno.

   En los dos últimos meses han sido trasladado de Guantánamo hasta 17 presos y otros más podrían ser enviados a otros países distintos a sus países de origen antes de fin de año, según fuentes estadounidenses.

   De los presos restantes, más de la mitad son yemeníes que podrían ser devueltos a su país si no fuera por la difícil situación política y de seguridad, con una insurgencia islamista pujante y grupos insurgentes activos tanto en el norte como en el sur del país.