12 de diciembre de 2013

EEUU/España.- La Casa Blanca confirma la visita de Rajoy destacando la "profunda relación" entre España y EEUU

WASHINGTON, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Casa Blanca ha confirmado la próxima visita del presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, en un comunicado en el que destaca la "fuerte y profunda relación" que une a ambos países y que se remonta al "apoyo decisivo" dado por España en la Guerra de la Independencia.

Rajoy se reunirá con el presidente estadounidense, Barack Obama, el próximo 13 de enero. Hace dos días ambos coincidieron en Sudáfrica, con motivo del funeral en memoria de Nelson Mandela, y conversaron sobre este viaje pendiente a Washington.

Sobre la mesa, ambos mandatarios tendrán temas económicos y de creación de empleo, el acuerdo comercial que negocian actualmente Estados Unidos y la UE, la "cooperación" dentro de la OTAN y en América Latina y "retos compartidos" en el norte de África y Oriente Próximo, según la escueta nota de la Casa Blanca.

La Presidencia estadounidense ha destacado que esta visita pone de manifiesto la "fuerte y profunda relación" bilateral, que va "desde el decisivo apoyo de España durante la Guerra de la Independencia a la cooperación en el fortalecimiento de la seguridad trasatlántica como aliados de la OTAN comprometidos".

La fecha de la reunión ha sido fijada esta mañana entre los equipos de los dos presidentes, según fuentes de Moncloa consultadas por Europa Press. Será la primera vez que Mariano Rajoy visita la residencia oficial estadounidense desde que tomó posesión del cargo, en diciembre de 2011.

ESTABA PREVISTO QUE ESA VISITA FUERA ESTE AÑO

El pasado 5 de septiembre, con motivo de la Cumbre del G-20 que se celebró en San Petersburgo, Obama ya dijo personalmente a Rajoy que debían verse en Washington y, de hecho, le comunicó que había dado instrucciones a su equipo para que ese encuentro se produjera en los próximos meses.

Aunque en un principio estaba previsto que fuera este mismo año cuando Obama recibiera a Rajoy en la Casa Blanca, las elecciones estadounidenses y el aterrizaje de John Kerry en la Secretaría de Estado ha ralentizado ese viaje, según indicaron recientemente fuentes del Gobierno a Europa Press.