29 de junio de 2013

Estados Unidos pide a los ciudadanos aplazar los viajes "no esenciales" a Egipto

Estados Unidos pide a los ciudadanos aplazar los viajes "no esenciales" a Egipto
REUTERS

WASHINGTON, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Departamento de Estado de los Estados Unidos ha pedido a los ciudadanos estadounidenses que viajan o viven en Egipto, que aplacen los viajes "no esenciales" al país en este momento, debido a la posibilidad de que se mantenga la inestabilidad política y social.

Este mismo viernes, 28 de junio, el Departamento de Estado autorizó la salida de un número limitado de empleados que no son de emergencia y de sus familias.

En una alerta de viaje emitida por la Oficina de Asuntos Consulares,

se insta a los ciudadanos estadounidenses a permanecer atentos a los acontecimientos locales de seguridad y a estar alerta en cuanto a su seguridad personal.

El Departamento de Estado destaca que la inestabilidad política, que se intensificó antes del referéndum constitucional de diciembre de 2012 y el aniversario en 2013 de la revolución del 25 de enero de Egipto, es probable que continúe en el futuro próximo debido a los disturbios registrados coincidiendo con en el primer aniversario del presidente, Mohamed Mursi.

El Departamento de Estado explica que mientras las protestas violentas han ocurrido en las principales áreas metropolitanas, incluyendo el centro de El Cairo, Alejandría y Port Said, la situación de seguridad en la mayoría de los centros turísticos, como Luxor, Aswan y centros turísticos del Mar Rojo, como Sharm el Sheikh, "sigue siendo tranquila".

El Departamento de Estado de EEUU insta así "encarecidamente" a los ciudadanos estadounidenses, que eviten todas las manifestaciones en Egipto, "ya que incluso las pacíficas pueden convertirse rápidamente en violentas y un extranjero podría convertirse en un blanco de acoso o algo peor", señala la nota, consultada por Notimérica.com.

Añade que, debido a la proximidad de la Embajada de EEUU a la plaza Tahrir de El Cairo, la oficina diplomática ha tenido en ocasiones que ser cerrada al público debido a las protestas violentas.