6 de octubre de 2006

EEUU.- George Bush destaca la herencia hispana y habla de la inmigración y España.

WASHINGTON, 6 Oct. (EP/AP) -

El presidente George W. Bush invocó hoy al Congreso de los Estados Unidos para que el debate de la reforma de inmigración respete las tradiciones de los distintos grupos culturales que, según dijo, han hecho de Estados Unidos la nación más poderosa del mundo. "Vamos a conducir este debate de una manera que sea respetuosa de nuestra herencia", dijo.

Bush formuló sus comentarios en el Salón Este de la Casa Blanca en una ceremonia con motivo del mes de la herencia hispana, instituida en octubre en conmemoración de la llegada de Colón al continente.

Como en el pasado, Bush habló algunas palabras en español y hasta se salió del protocolo al pedirle a la cantante de origen cubano Ana Cristina que cantara otra canción. En la jornada de hoy el príncipe de Asturias estuvo presente en este acto, gesto que agradeció el presidente norteamericano. No olvidó tampoco formular una de sus frases preferidas en español: "Bienvenidos a la Casa Blanca... la casa de todos".

"Su alteza real está aquí para participar en las celebraciones del mes de la herencia hispana, lo cual pienso que es un gesto grande y noble de un país muy importante", dijo Bush de España, cuyas relaciones con Estados Unidos han sido frías desde la llegada al poder hace 30 meses del presidente José Luis Rodríguez Zapatero.

Bush, quien no ha invitado hasta ahora a Rodríguez Zapatero a Washington, se mostró algo más inclinado a hablar de temas políticos en la ocasión a menos de un mes para las elecciones al Congreso. Según las últimas encuestas el Partido Republicano podría perder el control del Congreso.

El texano habló de los valores culturales, diversidad y humanismo en el debate migratorio. Además reafirmó su posición de abrir el camino de legalización a millones de inmigrantes sin llegar a una amnistía general.

Ana Cristina tuvo a su cargo el único número musical del programa, y luego de entonar "Contigo a la distancia" y "Bésame mucho", las canciones previstas, le entregó el micrófono a Bush y éste, asiéndola con el brazo izquierdo preguntó a la audiencia en español: "¿Uno más?", y la respuesta fue unánime: "Uno más".

Ana Cristina, cuyo mentor, Emilio Estefan, ha sido otra vez el encargado del espectáculo musical en la Casa Blanca, cantó entonces en inglés: "At last" (Al fin).

Cuando nombraba a los presentes, Bush mencionó a la teniente coronel hispana Consuelo Kickbush, ganadora del premio a la herencia hispana 2006. Tras detenerse un instante al repetir su apellido 'Kickbush' el presidente bromeó "qué nombre tan interesante", murmuró. "Kickbush, suena como a campaña política".

"Kickbush" literalmente traducido sería el equivalente de "pateen a Bush", pero en medio de una campaña electoral bien podría equivaler a "voten contra Bush".