13 de octubre de 2007

EEUU/Guatemala.- Un policía neoyorquino es acusado de matar a golpes a un vagabundo guatemalteco

WHITE PLAINS (NUEVA YORK), 13 Oct. (EP/AP) -

La Fiscalía de Nueva York ha acusado a un agente de Policía de matar a golpes a un vagabundo guatemalteco al que llevó a una zona apartada para golparle después con la fuerza suficiente para causarle una lesión interna. Luego abandonó a la víctima, borracha, dejándola morir, dijeron los fiscales del caso.

Una serie de documentos de los tribunales, divulgados el viernes, da detalles de las acusaciones que la fiscalía imputa a George Bubaris, agente de la policía de Mount Kisco, quien se ha declarado inocente del homicidio de René Pérez. El abogado de Bubaris dijo el viernes que el agente "nunca golpeó a este hombre".

El caso no involucra cargos de discriminación, pero ha llamado la atención sobre el trato dado por los policías a los inmigrantes, y las autoridades federales contemplan si debe abrirse un caso por violación de los derechos civiles.

En un documento, la fiscal de distrito del condado de Westchester, Janet DiFiore, señaló que Pérez pidió ayuda de la policía, y Bubaris lo llevó en un vehículo desde una lavandería en Mount Kisco hasta una zona deshabitada de la población vecina de Bedford.

"En algún momento de este encuentro con Pérez, (el agente) le provocó un traumatismo en el abdomen", señaló el documento. Pérez sufrió un desgarro del mesenterio, el repliegue que une el intestino delgado con la cavidad abdominal. "Luego, el acusado abandonó a Pérez, indefenso y gravemente herido, en esa zona aislada", añadió la fiscal.

Lucian Chalfen, portavoz de DiFiore, dijo que no podía dar detalles sobre el objeto que según los fiscales fue usado para causar las lesiones. La autopsia reveló golpes en el abdomen de Pérez, así como una hemorragia interna grave.

El abogado de Bubaris, Ed Hayes, dijo que la acusación "va más allá de las evidencias y es una especulación". "Pérez había sido un alcohólico durante muchos años. Siempre chocaba con algo, se caía o tenía pleitos con otras personas sin techo", dijo Hayes. "Nada relaciona a Bubaris con estas contusiones".