26 de enero de 2012

EEUU.- Un hombre se enfrenta a 25 años de cárcel tras admitir que intentó colocar una bomba en un cuartel militar

WASHINGTON, 26 Ene. (Reuters/EP) -

Un hombre que estaba siendo investigado por acciones terroristas se ha declarado culpable este jueves de intentar atacar con una bomba un centro de reclutamiento en Maryland, este de Estados Unidos, para protestar por el trato que sufren los musulmanes en el país. El Departamento de Justicia informó de que se enfrenta a una pena de 25 años de cárcel.

El organismo indicó que el acusado Antonio Martínez, también conocido como Muhamad Hussain, se declaró culpable de intento de uso de armas de destrucción masiva --un coche bomba-- tras alcanzar un acuerdo con la fiscalía de un tribunal de Baltimore.

Martínez admitió que pretendía matar soldados que recibían instrucción militar en la localidad de Catonsville, en Maryland. Aunque los agentes que investigaron el caso aseguraron que la bomba no podía funcionar y que no podría haber causado ningún daño a la gente.

El acusado fue detenido en diciembre de 2010 tras mantener varias reuniones con una persona a la que llamaba "amigo afgano" y que en realidad era un agente del FBI encubierto.

Durante unas conversaciones con el agente, Martínez admitió que estaba enfadado con Estados Unidos porque creía que los musulmanes estaban siendo injustamente asesinados por el Ejército norteamericano y que quería enviar un mensaje que dijese que los soldados estadounidenses serían asesinados si no detenían su "guerra" contra el islam.

Martínez se había convertido recientemente al islam. Según el Departamento de Justicia, había intentado que varias personas se sumaran a su plan y varios le habían intentado convencer de que abandonara su objetivo. Mientras el detenido era investigado, publicaba mensajes en su Facebook sobre sus creencias.

La fiscalía del tribunal de Baltimore y el abogado de la defensa han aceptado como parte del acuerdo una pena de prisión de 25 años, aunque el tribunal no se pronunciará hasta el 8 de abril.

El arresto de Martínez se produjo al mismo tiempo que la detención de un hombre que intentó colocar un coche bomba en Portland, Oregón (este), junto a un árbol de Navidad.