7 de marzo de 2007

EEUU/Iberoamérica.- Bush propone que EEUU y Brasil compartan el desarrollo del etanol con otros países de la región

WASHINGTON, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, propuso colaborar con Brasil para desarrollar el etanol como fuente de energía y compartir las nuevas tecnologías con otros países de la región latinoamericana.

Bush explicó que su próximo viaje a Brasil, que se enmarca en la gira por varios países de América Latina que comenzará esta semana, incluye una "robusta agenda de etanol como resultado del estándar de energía" que presentó.

"Estados Unidos consumirá cerca de 35.000 millones de galones de etanol. Las implicaciones políticas de eso, por lo menos para Estados Unidos, son profundas, en el sentido de que nos volvemos menos dependientes del petróleo, lo cual es bueno para nuestra seguridad nacional y nos ayuda a ser buenos defensores del medio ambiente", declaró ayer en Washington a cinco periodistas de Colombia, México, Brasil, Uruguay y Guatemala.

En cuanto a la lucha contra el narcotráfico que llega a su país a través de Centroamérica, el mandatario señaló que "lo primero que hay que hacer es convencer" a la población "de dejar de usar drogas", ya que "si hay una demanda, inevitablemente habrá una oferta".

Vigilar las fronteras y "hacer que para los vendedores sea más difícil" llevar la droga al mercado norteamericano, y aprobar una "reforma migratoria integral" para controlar la inmigración ilegal para que "la patrulla fronteriza pueda enfocarse al tema del narcotráfico", son dos medidas en las que Bush hizo hincapié para la lucha contra las drogas.

ABRIR LOS MERCADOS, PASO A LA PROSPERIDAD

Por otro lado, afirmó que está seguro de que algunas expectativas con respecto a los tratados comerciales con Centroamérica "no se han cumplido todavía", pero indicó que "abrir los mercados es el primer paso hacia la prosperidad".

"Trataré de manejar las expectativas sobre cómo evolucionan los mercados y una forma de hacerlo es recordando a la gente sobre los efectos del TLC con México", destacó Bush, quien puso como ejemplo la frontera entre los dos países, donde aseguró que ha llegado la "prosperidad gracias al comercio".

No obstante, insistió en que "la gente no debería dar por hecho que Estados Unidos quiera tener acuerdos de comercio" y que en su país hay un "sentimiento proteccionista fuerte", pero manifestó quela administración tiene el "interés" de ser una nación "que trata a los demás de la misma forma que quiere ser tratada en el mercado". "Yo sé que beneficia a los pobres tener libre acceso a los mercados para sus productos", concluyó.