18 de junio de 2009

EEUU e Israel buscan acuerdo sobre actividad en asentamientos

Por Adam Entous

JERUSALEN (Reuters/EP) - Estados Unidos quiere que Israel imponga una moratoria a las nuevas propuestas de construcción en los asentamientos judíos en Cisjordania, dijeron el miércoles funcionarios occidentales e israelíes.

Sin embargo, Washington está considerando concesiones que podrían permitir la continuación de algunos proyectos que ya se están desarrollando, agregaron los funcionarios.

El llamado directo y público del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a que Israel detenga toda la actividad de los asentamientos en la ocupada Cisjordania ha abierto una extraña brecha entre dos aliados cercanos, aunque ambas partes confirman que quieren resolver sus diferencias.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, se reunirá la próxima semana en Europa con el enviado estadounidense a Oriente Medio, George Mitchell, para intentar alcanzar un acuerdo, indicaron funcionarios israelíes.

"Esa es nuestra meta, pero no estamos allí aún", precisó un funcionario israelí de alto rango.

Mitchell ha dicho que un factor clave es el congelamiento de lo que Israel califica como "crecimiento natural" de los asentamientos, pero Netanyahu ha dicho que lo defenderá.

En principio, Netanyahu quiere que las familias en crecimiento sean capaces de acomodar a sus hijos en las ciudades que los israelíes han construido en el territorio ocupado.

Si bien se mantiene firmes a la hora de exigir el congelamiento de las nuevas ofertas de construcción en los asentamientos, funcionarios occidentales e israelíes dijeron que el Gobierno de Obama estaba evaluando en qué casos se permitiría que las construcciones sigan adelante.

Los funcionarios, que hablaron bajo condición de anonimato, explicaron que se podrían dar concesiones si por ejemplo un asentamiento estaba cerca de llegar al término de su construcción o en casos en que se haya invertido dinero en un proyecto que no pudiese ser reembolsado.

"Existe espacio para cierta flexibilidad al definir lo que es aceptable en términos de congelamiento de asentamientos", expresó un funcionario sobre las discusiones que mantiene el Gobierno estadounidense.

CRECIMIENTO NATURAL

Después de una reunión en Washington, la secretaria de Estado Hillary Clinton y el el ministro de Relaciones Exteriores israelí, Avigdor Lieberman, mantuvieron sus posiciones. Clinton pidió la detención de la construcción y Lieberman dijo que Israel no puede aceptarlo.

Pero Clinton dijo que las discusiones están recién comenzando.

"Hay varias preocupaciones críticas, muchas de ellas se sobreponen en su impacto y significado, eso será explorado en las próximas semanas mientras el senador Mitchell se involucra más profundamente en los temas específicos sobre hasta donde están dispuestos a llegar palestinos e israelíes", afirmó.

Mitchell viajará a París el 25 de junio para reunirse con Netanyahu, dijo el portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos P.J. Crowley.

Los funcionarios precisaron que Estados Unidos aún no accede a ningún tipo de excepciones y enfatizaron que Washington estableció la meta de un total congelamiento de la actividad de los asentamientos, incluida la construcción en los bloques existentes por el llamado "crecimiento natural".

Mitchell comentó el martes sobre sus reuniones con funcionarios israelíes que "hay casi tantas definiciones (de crecimiento natural) como personas hablando".

"Distintas personas tienen distintas interpretaciones de diferentes frases (...) y estamos intentando llegar a un acuerdo y entendimiento que nos ayude a hacer avanzar el proceso", agregó.

Por su parte, Yariv Oppenheimer, del grupo de vigilancia anti asentamientos Peace Now advirtió que es probable que el Estado judío utilice cualquier flexibilidad que otorgue Estados Unidos para aumentar el número de construcciones en el territorio ocupado.

"En el pasado, cada vez que había un entendimiento, el resultado era que Israel doblara el número de colonos en Cisjordania", explicó.