18 de febrero de 2011

EEUU/México.- EEUU, "indignado" por la muerte de dos agentes norteamericanos en México

WASHINGTON, 18 Feb. (Reuters/EP) -

Estados Unidos está "indignado" por el ataque contra dos agentes de Inmigración y Aduanas en México ocurrido el martes que dejó un oficial muerto y otro herido, ha expresado la secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano.

Napolitano ha informado el jueves a un comité del Senado estadounidense de que Washington había conformado una fuerza conjunta del Departamento de Justicia y de Seguridad Nacional para ayudar a México en la investigación de este crimen.

"Puedo hablar por toda la administración cuando digo que no sólo estamos tristes por la pérdida de un agente, sino que estamos indignados por este acto de violencia contra un oficial de Estados Unidos (...) Y no se engañen, los involucrados serán llevados a la justicia", ha advertido.

Los agentes, adscritos a la oficina del agregado del ICE en Ciudad de México, fueron atacados mientras se desplazaban en coche entre la capital y la ciudad de Monterrey (norte). Concretamente los hechos tuvieron lugar en el estado de San Luis Potosí.

La ICE ha precisado que ambos desempeñaban labores relacionadas con la vigilancia de recursos y la lucha contra el narcotráfico. El herido, que fue alcanzado por las balas en un brazo y una pierna, ha sido trasladado a un hospital de Estados Unidos.

"Seguimos implacables en nuestros esfuerzos para mantener nuestras fronteras seguras y ayudar a México a terminar con los cárteles, que son una plaga para este país", ha expresado Napolitano.

En una conferencia de prensa separada, el fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, ha comentado que los funcionarios analizarán si la política de restricción de armas a agentes estadounidense en México debe ser modificada.

México afronta una creciente ola de violencia promovida por los cárteles del narcotráfico que mantienen una encarnizada guerra por el control de la ruta de la droga que se vende en Estados Unidos. En los últimos cuatro años más de 34.000 personas han sido asesinadas en hechos relacionados con el crimen organizado.