1 de julio de 2013

EEUU/México.- La mitad de los mexicanos apoya la reforma migratoria en EEUU a pesar de los controles fronterizos

MÉXICO DF, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

El 51 por ciento de los mexicanos apoya la reforma migratoria aprobada la semana pasada en Estados Unidos, a pesar de que suponga un aumento de los controles fronterizos entre ambos países, según una encuesta publicada este lunes por el diario 'Excelsior'.

El Senado de Estados Unidos aprobó el jueves pasado, por 68 votos a favor y 32 en contra, la reforma migratoria impulsada por el presidente, Barack Obama, y que puede suponer la ciudadanía para once millones de personas que viven actualmente en suelo norteamericano en situación irregular.

La propuesta plantea un periodo de 13 años para la regularización de 'sin papeles' que cumplan ciertos requisitos, así como castigos para quienes contraten a trabajadores en situación ilegal. Sin embargo, la reforma contempla un refuerzo de la seguridad en la frontera con México, donde habrá 42.000 agentes en lugar de 21.000, se construirán 1.100 kilómetros más de valla y se utilizarán nuevos equipos tecnológicos como aviones no tripulados.

El interés por la reforma en México es importante, ya que el 73 por ciento de los mexicanos asegura que conocía que la semana pasada fue aprobada la nueva legislación en la Cámara Alta de Estados Unidos. La encuesta destaca que el 56 por ciento de los mexicanos considera que la emigración es el principal tema que Washington y México deben estudiar en sus relaciones bilaterales, mientras que el 11 por ciento considera que es el narcotráfico.

La mitad de mexicanos apoya la reforma, pero el 45 por ciento considera que los cambios "valen poco o nada la pena". Los mexicanos critican especialmente el refuerzos de los controles fronterizos, sobre los que el 49 por ciento de mexicanos atribuye a las presiones de los conservadores.

El 65 por ciento de los encuestados considera que Estados Unidos tiene derecho a mejorar la seguridad en la frontera y el 58 por ciento apostilla que las autoridades mexicanas deben respetar dicha decisión, pero el 48 por ciento de los encuestados asegura que Washington no pretende mejorar la relación bilateral, como había solicitado Obama.

El 63 por ciento critica además al presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, por no hacer lo suficiente para resolver el problema de los emigrantes indocumentados en México, aunque en este caso se mantienen en niveles similares a anteriores administraciones.