8 de agosto de 2006

EEUU/México.- Sigue sin confirmarse si los inmigrantes fallecidos en Arizona poseen la nacionalidad norteamericana

ARIZONA, 8 Ago. (EP/AP) -

Al menos nueve personas murieron y 12 resultaron heridas ayer lunes, cuando una camioneta repleta de presuntos inmigrantes indocumentados se volcó después de que el conductor trató de eludir a un grupo de agentes de la Patrulla Fronteriza, según informaron autoridades, que no confirmaron si los fallecidos eran ciudadanos norteamericanos con los papeles en regla.

Cinco de los heridos estaban en condición crítica, dijo el mayor Leon Wilmot, de la oficina del alguacil.

La camioneta transportaba a 22 personas cuando el conductor trató de eludir un retén en la autopista, dijo el portavoz de la Patrulla Fronteriza, Lloyd Frers.

Perseguido por varios agentes, el conductor del vehículo intentó dar media vuelta y volcó la camioneta, señaló Frers, quien desconocía la velocidad a la que ocurrió el percance.

"La camioneta iba repleta y es difícil conducir sobre este tipo de carreteras" de tierra, señaló Frers.

Wilmot dijo que el vehículo viró para no pasar por un cinturón con clavos que los agentes de la Patrulla Fronteriza habían colocado en la carretera a fin de reventar los neumáticos.

Cuatro víctimas perecieron en el lugar del choque y otras cinco fallecieron en un hospital, añadió el funcionario.

Numerosos inmigrantes ilegales fallecen cada año al cruzar la frontera de México hacia Arizona, incluidos muchos en accidentes automovilísticos. Los traficantes de indocumentados suelen huir de las autoridades a alta velocidad o en vehículos repletos, lo que les dificulta el conducir.

"Simplemente los amontonan ahí, como sardinas", dijo Frers. "Esto es una desgracia", agregó

Mike Shelton, portavoz del Departemento de Bomberos, dijo que las autoridades confirmaron que los ocupantes del vehículo eran inmigrantes ilegales, pero Frers señaló que los investigadores de la Patrulla Fronteriza no habían determinado la situación de inmigración de los pasajeros.

El área de Yuma, una franja de desierto arenoso en el suroeste de Arizona, se ha convertido en el punto de mayor tráfico de indocumentados en el país. El presidente norteamericano George W. Bush visitó el área en mayo, como parte de su campaña de apoyo a una reforma de las leyes de inmigración.

El mes pasado, tras intensificar una operación para detener los cruces ilegales en la frontera, la Patrulla Fronteriza en el sector de Yuma reportó una caída de 48% en el número de inmigrantes detenidos, de 11.522 en junio del 2005 a 6.030 en junio de este año.