8 de marzo de 2015

Miles de personas conmemoran la marcha de Selma medio siglo después

Miles de personas conmemoran la marcha de Selma medio siglo después
TAMI CHAPPELL / REUTERS

SELMA (ALABAMA, EEUU), 8 Mar. (Reuters/EP) -

   Miles de personas han participado en una marcha en Selma (Alabama) para conmemorar la manifestación encabezada en 1965 por Marthin Luther King Jr. que fue duramente reprimida por la Policía hasta el punto que fue conocida como Domingo Sangriento, punto de inflexión en la lucha por los derechos civiles de las minorías en Estados Unidos.

   El 7 de marzo de 1967 unos 600 manifestantes por los derechos civiles fueron brutalmente agredidos por militares y policías que cargaron con porras y gases lacrimógenos a su paso por el Puente Edmund Pettus, que desde entonces se ha convertido en un símbolo de la defensa de los derechos. Ese mismo año se aprobó la Ley de Derecho de Voto, que prohíbe cualquier tipo de discriminación racial para ejercer el derecho al voto.

   Este domingo, los activistas han repetido la misma marcha y han anunciado su intención de marchar hasta Montgomery, como hicieron King y sus compañeros.

   "Hay mucha gente y a la vez es divertido e increíble que vengan personas de todas las razas, juntos, toda la gente", ha relatado una de las participantes desde el puente en declaraciones a la CNN. En la marcha también han participado activistas de otras causas, como quienes defienden a los inmigrantes o a los homosexuales.

   "Cuando me acuerdo de ese día, pienso en el puente como un lugar casi sagrado", ha relatado John Lewis, entonces miembro de la Cámara de Representantes. Lewis fue uno de los que quedó inconsciente tras recibir los golpes de los agentes. "Allí algunos dimos un poco de sangre y hubo gente que casi murió. Lo que ocurrió en ese puente ha cambiado Estados Unidos para siempre", ha asegurado.

   El sábado, fecha exacta del aniversario, el presidente Barack Obama visitó Selma y reivindicó el "inacabado" trabajo del movimiento por los derechos civiles. "Cincuenta años después del Domingo Sangriento nuestra marcha está aún inacabada, pero estamos más cerca", dijo Obama, primer presidente negro de Estados Unidos, en un acto junto al Puente Edmund Pettus.