10 de noviembre de 2011

EEUU.- Una de las mujeres que ha acusado a Cain de acoso sexual dice que espera que otras también hablen

WASHINGTON, 10 Nov. (Reuters/EP) -

Karen Kraushaar, una de las mujeres que ha acusado al precandidato republicano a la Presidencia de Estados Unidos Herman Cain de acoso sexual ha afirmado este miércoles que espera que otras más den un paso al frente y hablen de su situación.

El nombre de Kraushaar, que es portavoz del Departamento del Tesoro, salió a la luz el martes después de que los medios de comunicación la identificaran como una de las cuatro mujeres que ha acusado a Cain de acoso. Kraushaar asegura que el incidente tuvo lugar en 1999 cuando trabajaba en la Asociación Nacional de Restaurantes, de la que él estaba a cargo.

Cain ha desmentido todas las alegaciones de comportamiento inadecuado y ha dicho que éstas no le van a forzar a retirarse de la carrera por la nominación a la Presidencia por parte del Partido Republicano. Varias encuestas muestran a Cain como uno de los rivales más fuertes para el ahora presidente, Barack Obama.

El abogado de Kraushaar, Joel Bennet, ha dicho que su cliente quiere celebrar una rueda de prensa conjunta con tantas mujeres que hayan sido víctimas de acoso por parte de Cain como sea posible, pero que el día y la hora para la misma aún no han sido establecidos.

Benett ha dicho que Sharon Bialek, otra de las mujeres que han saltado a la palestra para denunciar a Cain, ha aceptado participar, pero ha dicho no saber si otras seguirán su ejemplo. "En estos momentos, no hemos oído de otras mujeres que hayan afirmado haber sido acosadas sexualmente", ha dicho Kraushaar a través de un comunicado. "Esperamos que tengan el valor de dar un paso al frente, pero entenderíamos perfectamente que no lo hicieran", ha agregado.

Por su parte, Bialek acusó a Cain el lunes de haber abusado de ella en 1997 tras una cena en Washington a la que acudió para pedirle trabajo cuando el ahora precandidato lideraba la Asociación Nacional de Restaurantes.

"Todo el mundo ha de tener el derecho a presentar una denuncia por acoso sexual sin miedo de que sus vidas y su trabajo puedan ser expuestos en público y sometidos al escrutinio público", ha comentado Kraushaar en el texto.

Kraushaar ha afirmado que sus acusaciones, por las que la Asociación le ha entregado una compensación, "no eran infundadas y la compensación es totalmente apropiada". "Como trabajadora federal de carrera, no tengo interés en verme envuelta en la campaña presidencial", ha recalcado.

"Pese a que entiendo el fuerte interés de los medios en esta historia, no puedo permitir que la continua fascinación sobre el mismo sea una distracción para mí, mis colegas y el personal", ha apuntado. "Tenemos trabajo que hacer. Estoy orgullosa de ser miembro de carrera de la fuerza de trabajo federal, y estoy ansiosa de seguir con mis funciones", ha apostillado.